El alguacil del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, confirmó que son 17 los muertos, y agregó que las brigadas de rescate trabajan sin descanso en la búsqueda de las personas reportadas como desaparecidas.

Ascienden a 17 muertos y 28 heridos las víctimas por las avalanchas de piedras y barro mientras sigue la búsqueda de una veintena de desaparecidos y el rescate de centenares de afectados por las correntadas de lodo y escombros que ocurrieron el martes tras las fuertes tormentas en Montecito, al noroeste de Los Ángeles, en el estado norteamericano de California.

El alguacil del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, confirmó que son 17 los muertos, y agregó que las brigadas de rescate trabajan sin descanso en la búsqueda de las personas reportadas como desaparecidas.

“Mientras tenemos la esperanza de que no suceda, creemos que este número (de víctimas mortales) aumentará mientras continuamos buscando personas que todavía están desaparecidas”, señaló a los medios de comunicación el alguacil.

Las correntadas se registraron como consecuencia de las fuertes tormentas que afectaron al norte y sur de California, precisamente las áreas más dañadas por los poderosos incendios de 2017.

Las avalanchas de escombros y lodo arrancaron de sus cimientos a varias viviendas de la zona el martes cuando el sector arrasado por el incendio forestal en diciembre recibió una gran cantidad de agua.