Con un Frank Romero Day repleto, ya se vive "Vendimia de la Identidad".

Mendoza ya vive "Vendimia de la Identidad", el espectáculo central de la Fiesta Nacional de la Vedimia.

El espectáculo, dirigido por Alejandro Grigor, tendrá como hitos importantes la conmemoración de los 200 años de la Independencia argentina y las 80 vendimias.

Los locutores presentaron primero a las 17 candidatas, para que las barras gritara por ellas y el mundo las conozca. La encargada de dar pie a los festejos fue Rocío Tonini, reina Nacional de la Vendimia que hoy deja el trono. "Aprendí a vivir y sentir por y para mi pueblo", dijo Rocío. "En mi rol he tratado de ser fiel a mis principios y defender los más altos valores humanos. Pido que reine la paz y la armonía. No es una despedida. Gracias Mendoza", dijo emocionada Rocío. "Ordeno y proclamo que empiece la fiesta de la identidad".

0IB_4600

El acto dio inicio con la entrada de las reinas de mandato cumplido, de la mano de gauchos. A continuación, se escuchó el discurso de bienvenida de Delia Larrive Escudero, primera reina Nacional de la Vendimia. Un diálogo entre San Martín y Tomás de Godoy Cruz referido a la declaración de la Independencia fue el cuadro inicial de la Fiesta. Actores vestidos de época bailaron para dar inicio a los bailes, y hombres con zancos leyeron las declaraciones. Acto seguido, muebles de estilo colonial y actores aéreos hicieron su aparición para el aplauso de los presentes.

Una mujer vestida de blanco recorrió el escenario y acarició el “Carro de la Libertad”, una réplica del monumento que adorna el Congreso, que se vio formado por estatuas vivientes. A continuación hizo su ingreso el personaje de San Martín al grito de “Seamos libres, lo demás no importa”, acompañado por un ejército de caballos en grandes dimensiones. Acto seguido sonó la Marcha de San Lorenzo y un malambo, canciones patrias protagonistas de la música sobre el escenario.

cuadro san martin

La austeridad marcó la fiesta a lo largo de varios actos, se notó una fuerte impronta de bailes tradicionales y énfasis en la música, que fue 100% en vivo. La Fiesta continuó con una serie de bailes típicos latinoamericanos y el homenaje infaltable a los Huarpes, pueblos originarios que se vieron representados con caciques y danzas aborígenes, mientras un espectáculo de fuegos de artificio similares a una estrella, llamaron la atención de los presentes.

IMG_0429

Frisos de gran tamaño recordaron sobre escena la labor de los inmigrantes españoles, italianos, franceses y árabes con bailes alusivos, y en recuerdo de la "Gran Guerra" motivo que trajo a estas tierras a miles de inmigrantes europeos. Los actores interactuaron con los espectadores, entre ellos un simpático "panadero" bromeó con los acomodadores, policías y público en general.

de295f28-5d89-415d-a67e-056f91106c92

Mientras se bailaba un candombe sobre el escenario, aparecieron fuegos artificiales de atrás del escenario. A continuación hicieron su aparición los artistas con discapacidad.

Los bailes tradicionales, principalmente la zamba, emocionaron con bailarines vestidos de blanco y al revoleo de pañuelos, cual acto escolar. El teatro aéreo, quedó a un costado, relegado. Los enlaces relatados por una voz femenina a modo de "señora del tiempo", dieron aparición a uno de los momentos más emotivos de la noche: el cuadro de la Virgen de la Carrodilla. "Ángeles" custodiaron a la virgen hasta el centro de escena y bailaron en el aire, pero pocos pudieron apreciarlo, ya que la luz concentrada sobre el escenario dejó prácticamente en penumbras a estos artistas.

IMG_6260

El clásico "Cochero de Plaza" musicalizó el cuadro de las Cuatro Estaciones, siguió el tradicional "Póngale por las Hileras". Mucho gato, cueca y hasta chamamé continuaron la escena. Una parte muy aplaudida fue el carnavalito y el colorido desempeño de los coyas sobre las tablas del Frank Romero Day.

Bailarines contemporáneos brillaron sobre escena con temas de Seru Giran y otros clásicos del rock nacional. En el número de tango, se destacaron los artistas aéreos con maniobras para el aplauso de los presentes. Como novedad, se introdujo la música electrónica, con un dj actor, y muchas maniobras acrobáticas en escena.

shhs