Ya cobran por grabar la patente en las autopartes

A la mayoría los agarró por sorpresa.
Desde ayer, es requisito obligatorio para los autos de Mendoza tener grabada la patente en las autopartes. La medida fue aprobada primero por una ley, y luego reglamentada por el Gobierno provincial.
Ese requisito comienza a cumplirse con todos los autos cero kilómetro que salen a rodar desde ayer y también para los autos que sean transferidos. Es decir, que todos los autos usados deberán tener la patente grabada en las autopartes para ser transferidos.
El trámite se hace en las plantas verificadoras ya autorizadas. El costo establecido por el Ministerio de Seguridad es de 150 pesos para los autos y de 75 pesos para las motos. Pero ya hay una “trampita”. Las plantas verificadoras respetan el precio oficial, pero para trámites convencionales. Porque tienen un precio diferencial para quienes quieran más rapidez. En ese caso, deben pagar un plus por la celeridad.
La reglamentación establece que los autos deben tener grabada la patente, al menos, en las puertas, el capot y la tapa del baúl. Las motos tienen que tener la inscripción en tres lugares distintos. Además del grabado, se debe colocar un stickers sobre la inscripción.
Las plantas de verificación autorizadas son las responsables del grabado, aunque pueden tercerizar ese servicio. Según la reglamentación, “el procedimiento de grabado de dominio será requisito previo para que los usuarios realicen la verificación exigida por la legislación”. El grabado era obligatorio sólo en los cristales. Pero luego se sancionó la ley 8248 y el decreto 266, que establecen el nuevo requisito. La medida busca cortar con el mercado de las autopartes robadas. Por eso se busca que cada pieza de los vehículos esté identificada.
El 10 por ciento de la recaudación va a parar al Ministerio de Seguridad.

Comentarios