Vuelve el agua a los canales, pero hay toneladas de basura que los tapan

Termina el período de corta de agua y en un par de semanas los canales de riego volverán a llevar agua; si es que la basura los deja.
Estiman que entre el 12 y el 15 de agosto terminarán las obras de limpieza y reacondicionamiento de los cauces de riego de la provincia. Desde el Departamento General de Irrigación informaron que las tareas se han realizado con total normalidad y esperan poder completar a tiempo las obras pendientes en el río Diamante y Mendoza, para cumplir de este modo con el calendario.
Como ya es una costumbre, la basura tapa esos cauces. Esta semana fueron completadas las obras de limpieza en dos importantes desagües del sistema hídrico del río Tunuyán Superior, los desagües Cervecería y Arroyo Salas Caroca. De allí se extrajeron 4.500 m3 de material de embanque (ramas caídas, plantas y raíces) y residuos sólidos urbanos.
La semana anterior fueron completadas también las tareas de limpieza emprendidas a lo largo de aproximadamente un kilómetro y medio de la rama Borbollón, perteneciente a la cuenca del río Mendoza, donde se extrajeron 1.000 metros cúbicos de desechos, donde hay muchas señales de la “mano contaminante” del hombre.
Al respecto, el inspector de Cauce de la rama Tajamar Unificada, Emilio Pezzola explicó: “Hemos encontrado una gran cantidad de residuos, el 80% de ellos son plásticos, pañales, de todo. La gente tira mucha basura y si no la sacamos se embanca el canal y se desborda. Esta basura llega a las fincas y produce atascamiento en las hijuelas, por lo que cada productor tiene que sacar permanentemente este tipo de residuos. Tenemos que recuperar la conciencia para poder cuidar el agua y nuestra producción”.
Para tener una idea, el año pasado se extrajeron 369.000 metros cúbicos de basura. Es volumen es equivalente a 61.500 camiones de basura (recolector urbano) o la capacidad total del estadio Malvinas Argentinas.
Todas estas obras son realizadas por personal del Departamento General de Irrigación, con la colaboración con las inspecciones de cauces, los municipios (encargados del transporte de los desechos)y la Dirección de Hidráulica, dependiente del Ministerio de Infraestructura.
Estos trabajos implicarán una notable mejora en la circulación del agua en el interior de los cauces de riego, además de evitar pérdidas del recurso hídrico y mejorar en tiempo y forma la entrega de los turnados.

Comentarios