Según consta en el Boletín Oficial, la alícuota del 12 por ciento quedará suspendida por un año.

Las gestiones realizadas por el Gobierno provincial y las entidades vitivinícolas para exceptuar de los impuestos internos a los vinos espumantes concluyeron con resultado positivo. Es que el Ejecutivo nacional decretó extender por un año más la excepción del gravamen de 12%, previsto por ley.

Entre los considerandos para tomar la decisión se tuvo en cuenta el impacto que ha tenido la exención aplicada desde 2005 en el desarrollo económico del sector, “lo cual se ha visto reflejado en el crecimiento sostenido de la cantidad de litros despachados al mercado interno y externo de vinos espumantes, así como de las bodegas fraccionadoras participantes en dicho proceso”, indica el Decreto 1103/17.

El texto resalta también que es uno de los objetivos del Gobierno nacional impulsar las economías regionales, contribuyendo al posicionamiento y competitividad de la actividad vitivinícola, motivo por el cual se considera propicio dejar sin efecto transitoriamente el gravamen a las champañas hasta el 31 de diciembre de 2018.

La aplicación de esta medida fue anticipada por el Gobernador Alfredo Cornejo, tras una reunión que mantuvo con el Presidente Mauricio Macri.