Villa Gesell: uno de los agresores filmó parte del ataque a Báez Sosa

Así lo aseguró Burlando, que representa a la familia del joven. Con esta tarea concluyó por el momento la labor de ese equipo técnico policial. Ahora será el turno de la fiscal.

La fiscal Verónica Zambo, que lleva adelante la causa por el asesinato de Fernando Báez Sosa, recibió de la policía dos discos extraíbles con cerca de cinco terabytes de información obtenida de los 10 teléfonos celulares secuestrados a los rugbiers detenidos por el crimen.

De acuerdo a los trascendidos, se trata de seis teléfonos iPhone, dos Huawei, un Motorola y un Samsung S10 que contenían fotos y videos, que fueron descargados en los dispositivos que ya se encuentran en la Unidad Funcional de Instrucción 6 (UFI 6) de Villa Gesell.

En ese marco, el abogado de la familia Báez Sosa, Fernando Burlando, adelantó que uno de esos dispositivos contendría un video tomado por uno de los procesados durante la feroz golpiza que le propinaron a Fernando, y que culminó con su muerte.

En charla con Nosotros a la Mañana (El Trece), el mediático letrado afirmó que en la captura que se habría encontrado en el celular de Lucas Pertossi, se puede ver “no solamente la golpiza, sino también la persecución que inician en contra de Fernando. Ellos en un momento lo pierden de vista. Cuando son desalojados del local bailable, los dejan a una distancia muy prudencial. Entonces es cuando van a la casa de Fernando que es cuando empiezan a filmar”.

“Los testigos, en su gran mayoría, hablan de una clara intención de matar por parte de los rugbiers. Y esto refuerza lo que dijo el testigo, que los rugbiers le decían ‘Levantante, negro de mierda’, cuando estaba desvanecido en el piso, no sabemos si con vida o no, lo cierto es que seguía manando sangre de sus narinas. Fue, como dijo la testigo, ‘Le pegaban como si fuera una bolsa de papas, jamás hubo resistencia’. No es que hubo algún tipo de episodio que nos permita suponer la vitalidad de Fernando, siempre se dejó golpear, tal vez con la esperanza de que no lo golpearan más”, agregó Burlando.

“Hay varios golpes mortales, eso también hay que entenderlo. No solo fueron los puntinazos que le dieron en la cabeza, como refiere el testigo. En el cuerpo también recibió golpes mortales. Tiene un golpe en el hígado que le generó una gran hemorragia que hoy desconocemos cuál fue el golpe final o mortal. Creo que no había ningún tipo de chance de que las secuelas evitaran su muerte”, aseguró el abogado en referencia al golpe que le causó la muerte al joven.

Con esta tarea concluyó por el momento la labor de ese equipo técnico policial, ya que ahora será la fiscal quien analice la prueba.

Comentarios