Reina y Virreina de la Vendimia recibieron a la prensa y revivieron las emociones de la noche del domingo. “La verdad es que todavía no caigo”, dijo Victoria Colovatti.

Por Matías Carretero
Especial para Diario Vox

En el Hotel Hyatt se realizó el tradicional “Desayuno Real”, de Victoria Colovatti como Reina Nacional de la Vendimia 2017 y de Romina Méndez como la flamante Virreina. Ambas soberanas fueron coronadas el domingo en el Acto Central en el Teatro Griego. La nueva poseedora del cetro del departamento de Maipú fue la más votada con 50 sufragios, mientras que la representante de San Carlos obtuvo 39 votos por parte de la gente. Sus majestades hablaron con la prensa en la mañana del lunes.

“La verdad es que todavía no caigo, desde anoche que estamos sorprendidas por este regalo. Recibir la corona nacional para mí es un orgullo, es imposible contar los votos de cómo se iba realizando el proceso. Ver ese escenario lleno de gente era lo que te hacia poner la piel de gallina. Estamos muy felices y emocionadas”, subrayó Victoria.

La maipucina fue Reina Nacional de los Estudiantes en el 2013. La experiencia que tuvo durante su mandato le sirvió para posicionarse como la favorita de las encuestas previas al festejo mayor de los mendocinos.

“Esta trayectoria me otorgó conocimientos de lo que es ser una soberana, pero yo siempre dije que estábamos todas en igual de condiciones. Cuando me nombraron se me puso la piel de gallina, con el grito de la gente y la verdad es que siempre dije que el pueblo tenía más fe que yo, ellos me convencieron a mí”, dijo.

Ambas jóvenes durmieron cuatro horas en la habitación del complejo hotelero de calle Chile de Ciudad. En cuanto a sus expectativas para este año, Victoria aseveró: “Primero que nada quiero aprender, es lo principal. Trabajar junto con Romina y con las reinas departamentales, todas tenemos proyectos que son muy interesantes. A través de nosotras, ellas pueden concretar sus iniciativas”, precisó.

Para la joven de 20 años recién cumplidos, la gente la eligió debido a que se mostró como es: de perfil bajo, sencilla y sin esconder nada. Victoria se encuentra estudiando Psicología, carrera que deberá postergar durante su mandato por las ocupaciones que tendrá que tener con su cargo.

Por otro lado, Romina, la Virreina, se mostró agradecida por el apoyo que tuvo por parte de la gente de San Carlos. Además resaltó las funciones que tendrá en compañía de Victoria. “Estoy muy contenta por poder llevarle esta corona a mi comuna. Fue muy emocionante porque desde el primer momento, cuando fui reina de mi distrito Pareditas, me empezaron a acompañar inmensamente. Siento el apoyo incondicional de mi departamento. Esto es gracias a ellos y a la Municipalidad que me ha brindado un apoyo increíble”, subrayó.

“La Vendimia es por los productores, vamos a hacer lo posible para llevarlos a lo más alto. También vamos a seguir trabajando como lo hizo Giuliana Lucoski y Rocío Fuster a nivel cultural y turístico”, comentó.