Vendimia: el Gobierno apunta a una conspiración

Hacia esa línea apuntó el gobernador Celso Jaque, que opinó que "el tema de las entradas no fue la razón" del reclamo.

 

El gobernador Celso Jaque habló ayer de la polémica por la suspensión de las dos repeticiones de Vendimia y dijo no querer pensar mal, “pero el tema de las entradas no fue la razón del conflicto” y calificó de “lamentable” al hecho que “hizo que un grupo reducido de personas privara a miles de mendocinos y turistas de una fiesta que es de todos”.

 

También dijo que “es inaceptable desde todo punto de vista lo que pasó”.

 

En tanto el director de la fiesta, Walter Neira y el ministro de Gobierno Mario Adaro coincidieron con que la protesta no fue razonable y sospecharon de la versión de los artistas que dicen haber reclamado por las entradas para familiares.

 

Todos nos preguntamos si esto era evitable, y el gobernador dijo que si los artistas hubieran hablado antes, sí. En diciembre estaban firmados los contratos y en ningún lado se pidió el tema de las entradas. “No quiero pensar mal pero acá el tema de las entradas no fue la razón”.

 

A su vez, Jaque se preguntó “¿podemos ser tan poco inteligentes como para permitir que por un monto de 16 mil pesos, que era lo que reclamaban los bailarines en concepto de entradas, se suspenda la Vendimia, cuando se han invertido más de 3 millones de pesos en el pago de los actores y bailarines. Evidentemente hay algo más detrás de este reclamo”.

 

Sin embargo, versiones no oficiales señalan que el enojo de los artistas explotó al enterarse que las entradas habían sido vendidas por el Gobierno.

Comentarios