Vale intenta vender la mina PRC y Pérez propone reconvertirlo

La empresa brasileña confirmó que vende el proyecto, que está semiabandonado; El Gobernador dijo que  esperan novedades y podrían instalar un polo de servicios petroleros.


El 2014 iba a ser el año de la entrada en producción de Potasio Río Colorado. Pero ese “sueño minero” murió hace rato y quienes mejor lo saben son los ex trabajadores de ese emprendimiento, que debieron buscar otro empleo. 

Luego de que bajara el nivel de conflictividad sobre el tema, la empresa brasileña Vale confirma que no tiene ningún interés y podría vender o directamente abandonar las instalaciones que tiene montadas en el extremo sur de Malargüe.

Ante la noticia, en el Gobierno buscan reconvertir el discurso, la estrategia y los proyectos. “Estamos trabajando, tenemos alguna información pero en esto quiero reservar mucho porque hay tratativas de estricta confidencialidad y bueno, lo que aspiramos a todo, que el proyecto pronto se reactive”, dijo ayer Pérez.

Incluso se manejaba la idea de reconvertir las instalaciones para montar un polo de servicios petroleros, apuntando al desarrollo que esa actividad sí podría tener en la zona.

Ayer las agencias de noticias daban cuenta que luego de una reunión de directivo de Vale y analistas de mercado en Brasil, reconocieron que su intención es vender la concesión del yacimiento. Potasio Río Colorado era un proyecto para extraer sales de potasio con una inversión superior a los u$s 6.000 millones.

La empresa Vale, concesionaria de la mina, comenzó la construcción de la ciudad minera, pero lo abandonó a mitad de camino. Justamente la mina quedó a mitad de su construcción. Este año Mendoza cobró la última parte que le quedaba del acuerdo con la minera, por el cual se pagaban montos a cuenta de las regalías. Se trata del pago de 1,5 millones de dólares.

Comentarios