Va a juicio oral el expediente de lavado en la campaña Cristina-Cobos

El ex juez Norberto Oyarbide había sobreseído a los implicados, pero la Cámara Federal Porteña los volvió a complicar. Qué se investiga.

Luego de más de 10 años, el expediente que investiga el blanqueo de dinero en la recaudación de la campaña electoral 2007 de Cristina Kirchner y Julio Cobos, está a punto de ser enviado a juicio oral.

Allí, aparecen complicados varios personeros de Alberto Fernández, principalmente uno: Héctor Capaccioli, otrora superintendente de Servicios de Salud de la Nación.

El patrón es sencillo: está relacionado a jugosos negociados que se han hecho en torno al sistema de salud argentino, gracias a la connivencia de poderosos funcionarios oficiales, sindicalistas tuertos e importantes droguerías y laboratorios medicinales.

Oportunamente, el fallecido Sebastián Forza lo admitió sin medias tintas a este periodista: “Acá hay un sistema por el cual se falsificaron recetas médicas, se inventaron pacientes y hasta se adulteraron remedios carísimos para llenar los bolsillos de unos pocos delincuentes”.

En sentido similar opinó otra fuente del Ministerio de Salud: “Para entender los negociados de medicamentos, hay que tener en cuenta que se trata de un sistema que muestra una serie de empresas-pantalla que siempre están vinculadas entre sí”.

Lo grave del caso es que, para que esto pudiera ocurrir, hubo una “zona liberada” por parte de importantes funcionarios del entonces gobierno de Cristina.

El más complicado es Capaccioli, fuertemente vinculado a Néstor Vázquez, ex gerente de Prestaciones de la superintendencia de Servicios de Salud y a Néstor Lorenzo, titular de la droguería San Javier y denominado por Graciela Ocaña como “el Yabrán de los remedios”.

Capaccioli fue el recaudador oficial de fondos para la campaña electoral del FPV y reportaba directamente al entonces jefe de Gabinete de Ministros, el ya referido Alberto Fernández.

La Cámara Federal porteña, confirmó en 2016 los procesamientos de cuatro imputados en supuesto blanqueo de dinero de origen ilegal proveniente de la llamada “mafia de los medicamentos”.

En la resolución de ese cuerpo se menciona mi entrevista con Forza, en el año 2008, como parte fundamental a la hora de reabrir la causa: “En la sentencia donde se juzgó a los responsables de su homicidio, ocurrido en agosto de 2008, el Tribunal Oral interviniente afirmó que Forza aspiraba a ‘quedar como el único proveedor de efedrina de Martínez Espinosa con destino a México’ (conf. citada realizada a fs. 60 vta. del incidente).

Y según declaró bajo juramento el periodista Christian Sanz, cuando lo entrevistó en mayo de 2008, Forza ‘aseguró en esa reunión que había existido lavado de dinero en los fondos de campaña que financiaron la campaña del FPV’.”

Comentarios