Una testigo identificó a cuatro supuestos efectivos del D2

Continuó ayer el juicio a represores que se lleva adelante en Mendoza, con el testimonio de Nélida Allegrini, quien dio precisiones sobre su captura y posterior cautiverio en el D2 e identificó a un grupo de efectivos que trabajaba en el centro de detención clandestino.

“Yo no pertenecía a ningún grupo”, dijo la testigo, quien identificó a Antonio Ochoa, Marcelo Rolando Moroy, Pablo Gutiérrez y Mario Esteban Torres como agentes del D2. Allegrini fue trasladada a fines de 1976 a la cárcel de Devoto. “Mi cuñado era abogado e hizo gestiones para que me trajeran a Mendoza y así poder estar cerca de mis hijos. Un día me vinieron a buscar para trasladarme, pero me enteré que era una cuestión temporal para que pudiera estar en el entierro de uno de mis hijos”, recordó la mujer, liberada en 1980.


Comentarios