Un derrame de cianuro por la rotura de una cañería en la mina Veladero provocó en las últimas horas alarma entre los pobladores de la localidad sanjuanina de Jáchal.

La empresa minera Barrick Gold reconoció hoy en un comunicado que en las últimas horas se produjo "un incidente derivado de la rotura de una cañería que conduce solución cianurada" en la mina Veladero, ubicada en la Cordillera de los Andes a 350 kilómetros de la ciudad de San Juan.

El ministro de Minería de San Juan, Felipe Saavedra, confirmó hoy a medios locales que hubo "un pequeño derrame de solución" en la mina de oro y aseguró que desde ayer se realiza en la zona "un intensivo monitoreo de agua para despejar cualquier duda de contaminación".

El funcionario sanjuanino aseguró que "no hay peligro para la salud humana" e intentó llevar tranquilidad a los pobladores de Jáchal al afirmar que se tomarán "muestras de agua del río hasta 30 kilómetros abajo y cada dos horas".

img108

"Se están haciendo los peritajes para iniciar un sumario que seguramente podría terminar en una sanción", advirtió el ministro en declaraciones a radio Sarmiento.
La denuncia de un derrame de cianuro se viralizó por las redes sociales y unos 300 vecinos se manifestaron anoche frente al municipio de Jáchal, para exigirle respuestas al intendente Jorge Barifusa.

"No se ha producido contaminación del río Jáchal", dijo el jefe comunal en declaraciones radiales, y admitió que la noticia de un derrame de cianuro en la mina Veladero provocó una "psicosis importante" entre los pobladores de la región. Los vecinos de Jáchal le reclamaron al intendente Barifusa que expertos de la Universidad Nacional de San Juan realicen un "monitoreo constante" del agua del río para descartar el riesgo de contaminación.

En tanto, la empresa minera Barrick Gold precisó en un comunicado que el "incidente" se originó en la rotura de una cañería que conduce solución cianurada "desde la planta de procesos hacia el valle de lixiviación", donde se depositan los desechos derivados del tratamiento de la roca para extraer el oro.

La compañía insistió en afirmar que "no hubo contaminación en las aguas que corren en la cuenca del río Jáchal" y aseguró que "se tomaron todas las medidas para dar solución a la contingencia".
"Solo hubo daños materiales en una cañería sin verse afectada la salud de los trabajadores", ratificó la empresa.

Barrick Gold dijo que "se está investigando las causas del incidente y monitoreando todas las variables ambientales en la zona".