Una “manito” sanrafaelina para Cristóbal López

El Instituto de Juegos decidió el año pasado no prorrogar la concesión de Casino Club. Pero el peronismo sanrafaelino forzó una declaración del Concejo para mantenerla.

La mayoría peronista del Concejo Deliberante de San Rafael logró forzar una declaración en la que pidieron al gobernador Alfredo Cornejo que prorrogue por dos años la concesión del casino, a la firma Casino Club, del empresario kirchnerista Cristóbal López, que vence en octubre de este año. Para imponer la declaración, el PJ debió usar el doble voto del presidente del Concejo, Ricardo Vergara.

Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa están presos desde abril de 2018, acusados de fraude al Estado por la retención indebida de impuestos a los combustibles, y luego, por el intento de la venta fraudulenta de una de sus empresas. El miércoles, el empresario fue procesado por compra de departamentos en el edificio en el que vive Cristina.

Desde hace meses, y sabiendo de antemano que el Instituto Provincial de Juegos y Casinos había decidido no darle prórroga a la concesión- empleados del casino, sindicalistas y dirigentes varios comenzaron a mantener reuniones para tratar de “salvar la fuente de trabajo” de las 80 personas que trabajan en este anexo del casino provincial, operado por López. Toda esa presión se manifestó en el Concejo Deliberante, donde el peronismo impuso un proyecto de declaración en el que incluyó -a último momento y en la sesión- el pedido de que se mantenga la actual concesión a la empresa de Cristóbal López. “Parece que le están cuidando los negocios al empresario...” dijo a este diario Gustavo Guevara, presidente del bloque de la UCR-Cambia Mendoza.

El problema ahora es qué hacer con las fuentes de trabajo de los 80 empleados, que no son del Estado sino de Casino Club. El gobierno propondría que los empleados sean ubicados en los anexos que opera Trylon SA, la otra empresa de Cristóbal López.

El peronismo defendió su proyecto de declaración. En un texto enviado a este diario a través de un agente de prensa, dijeron “en nombre del bloque” que “...lo que no quiere el bloque de concejales es que 100 personas de San Rafael se queden sin trabajo, porque sería sumar 100 nuevas familias a la pobreza. Ya paso esto hace unos días con la Campagnola en San Martín y La Colina (con 800 empleados) está en una situación gravísima. No nos acostumbremos a que sigan echando gente como si fuera algo normal”.

Lo que no explicaron los ediles peronistas, es por qué decidieron incorporar un pedido de prórroga a Casino Club, la empresa de Cristóbal López, en el recinto. “Eso fue a pedido de los empleados del casino, que estaban en la sesión. La modificación del artículo 1 fue introducida por Natalia Galamba, autora del proyecto de declaración junto a Paulo Campi” dijo en un audio que hizo llegar a este diario Cristina Da Dalt.

Comentarios