Según la Sociedad Argentina de Dermatología, el 25% de las personas que realizan una consulta tienen lesiones en la piel. La mayoría de los casos son por exposición solar.

Comenzó esta semana la Campaña Nacional de prevención del Cáncer de Piel organizada en todo el país por la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) y que en Mendoza se realiza desde este lunes y hasta el viernes en el segundo piso del Hospital Central. Allí un grupo de profesionales atenderán a todas las personas que consideren que puedan presentar alguna patología en la piel. Una situación que según datos de la SAD se presenta en una de cada cuatro personas que asisten a una consulta dermatológica luego de detectar la presencia de algún lunar raro o alguna lesión en la piel en forma de pápula (un pequeño tumor eruptivo de la piel).

Para Sofía Andre, médica dermatóloga del Hospital Central y referente de la campaña, la prevención y detección precoz del cáncer de piel, que incluye lesiones cancerígenas como lunares atípicos, es fundamental para poder enfrentar a una enfermedad afecta a millones de personas de todas las edades en todo el país.

El procedimiento de la consulta es simple y consiste en un examen clínico donde el médico realiza una revisión de todo el cuerpo del paciente en busca de un carcinoma basocelular, espinocelular o melanoma, este último, el tipo de cáncer más peligroso y con riesgo de muerte. Tras esta primera observación el profesional procede a realizar una observación más profunda a utilizando un dermatoscopio, un instrumento que funciona como una especie de lupa amplificando la visión y permitiendo al médico diferenciar si se trata de lesiones benignas, atípicas o malignas.  En el caso de identificar alguna anomalía el médico procederá  a programar una biopsia y luego la extirpación de la misma.

La campaña busca además recoger datos relevantes sobre los métodos que utilizan los pacientes para la fotoprotección a través de una serie de preguntas que quedarán registradas en una ficha y que servirán para que el médico bride medidas preventivas o posibilite el acceso rápido a un tratamiento. “Lo que se hace es básicamente educación médica donde explicamos qué tipo protector solar usar, cómo se lo debe colocar y cuáles son las principales medidas de cuidado, sobre todo en el verano y en una provincia como Mendoza que se ubica a mucha altitud y tiene muchos días de sol durante todo el año”, explicó Sofía Andre.

En cuanto a las medidas de prevención, la dermatóloga dijo que todas las personas deberían realizar un chequeo al menos una vez por año, sobre todo las personas de piel muy blanca rubios y de ojos claros. En el caso de presentar alguna lesión sospechosa estos controles se deberán hacer de forma más regular.

Además recomendó utilizar siempre protector solar con un índice de protección mayor a cincuenta (factor 50) y aplicarlo al menos cada tres horas. Según la especialista, a pesar que el protector solar es el mejor método para prevenir las patologías de la piel, un tercio de la población no lo utiliza. Al mismo tiempo desaconsejó el uso de las camas solares ya que estos artefactos aumentan la incidencia de melanoma que es el cáncer de piel más complicado y temido.