Un respiro: hasta febrero no habrá subas en la boleta de luz

El EPRE mantendrá los valores vigentes en el costo de abastecimiento de la electricidad. La medida rige desde el 1 de noviembre y se mantendrá hasta el 31 de enero de 2019.

Informar que las facturas de electricidad no volverán a aumentar durante los próximos tres meses no debería ser ni buena ni mala noticia. Es más, si no fuera por el difícil contexto económico que atraviesa el país, esta información pasaría desapercibida.

Pero los usuarios que debieron pagar facturas elevadísimas por calefaccionarse con artefactos eléctricos durante los meses más fríos del año, hoy también están pensando qué sucederá con el consumo de electricidad durante los meses más calurosos donde se incrementa el uso de acondicionadores de aire, ventiladores y heladeras.

En ese marco, la novedad es que a través de la Resolución 149 el Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE) decidió mantener los valores vigentes del costo de abastecimiento de electricidad de jurisdicción nacional y de jurisdicción provincial establecidos para el próximo trimestre que incluye los meses de noviembre y diciembre de 2018 y enero de 2019. Esto quiere decir que el costo de la electricidad no sufrirá cambios en las boletas que se emitan entre el 1 de noviembre de 2018 hasta el 31 de enero del próximo año, lo que de algún modo representa un alivia para muchos usuarios.

A su vez la norma confirma la continuidad del subsidio del Estado Nacional por Tarifa Eléctrica Social que contempla sobre el consumo mensual de base (hasta 150 kW h por mes) el descuento del 100% del Precio Estabilizado de la Energía (PEE) y para el consumo mensual excedente al consumo base (que no superes el tope de 300kWh por mes) se descontará el 50% del PEE. El resto del consumo excedente no tendrá descuento.

También se mantienen las condiciones del Plan Estímulo al Ahorro de Energía Eléctrica que cuenta con subsidio del Estado Nacional y que establece para el consumo con ahorro mayor o igual al 20% respecto de 2015 una bonificación en la factura equivalente al 10% del PPE. Respecto de los usuarios residenciales que poseen facturación prepaga, deberá considerarse el segmento de precios del Plan Estímulo; adicionalmente, en el caso de corresponder la aplicación de Tarifa Social, deberá aplicarse el segmento Tarifa Social con Plan Estímulo.

En cuanto a la facturación de los consumos de las personas “electrodependientes por cuestiones de salud”, se mantienen los valores y beneficios y establecidos en  la Ley 27.351 a nivel nacional que determina la gratuidad del consumo de electricidad para este tipo de usuarios.

Finalmente, para los consumos de “medidores comunitarios” se aplicará el subsidio de la Tarifa Eléctrica Social (con o sin las bonificaciones contempladas para el Plan Estímulo, según corresponda), considerando para la determinación del consumo bonificado, el equivalente a 150 kWh/mes ó 300 kWh bimestrales; y 150 kWh mes ó 300 kWh bimestrales excedentes, multiplicado por la cantidad de familias asociadas a la medición.

Comentarios