Un Palermo feliz que piensa en el Tomba

El goleador histórico de Boca, Martín Palermo, autor de de uno de los goles en la victoria 2 a 0 frente a River y figura en el primer superclásico del año jugado en Mar del Plata, sostuvo que su equipo “estuvo muy equilibrado y mostró un buen funcionamiento en todas las líneas”.

“Considero que el equipo estuvo muy equilibrado en todas las líneas, cuando tuvimos que tener la pelota lo hicimos y cuando tuvimos que atacar también lo hicimos, pero además presionamos en todos los sectores”, manifestó Palermo.
Para Palermo fue importante el triunfo sobre River, más allá de haber sido un partido amistoso de verano. “Es un clásico y desde el primer minuto salimos a jugarlo con mucha actitud y eso se vio reflejado en la cancha”, admitió y agregó: “Mantuvimos la línea de juego y de a poco uno se ilusiona. Pero éstos son partidos de preparación y el objetivo es llegar de la mejor manera para el debut contra Godoy Cruz”, declaró el “Loco”, pensando en el debut del torneo Clausura, ante el Tomba en La Bombonera.
Palermo no sólo convirtió el segundo gol sino que también asistió al juvenil mediocampista Nicolás Colazo en la primera conquista a los 10 minutos de haber comenzado el cotejo en el estadio José María Minella por la copa Luis Nofal.
“La victoria hizo que terminemos 15 días de trabajo muy bueno, con un clásico positivo y pensando en todo lo que se viene”, resumió.
 “Hay que mantener el orden que tuvimos durante los 90 minutos. Esa es una de las cosas primordiales que transmite Julio (Falcioni), ya que manteniendo eso nos dará mucha tranquilidad, mientras que de mitad de cancha hacia adelante hay que marcar la diferencia con los jugadores que tenemos”, remarcó.
Palermo, de 37 años, admitió que el del sábado pudo haber sido uno de sus últimos superclásicos en Mar del Plata, ya que todo lo vive como “si fuera la última vez”.
“Por eso hay que disfrutarlo de esta manera, sintiendo las mismas sensaciones al entrar en un vestuario, jugar un partido de estas características, que siguen dando un cosquilleo. Eso es lo bueno y lo mantiene a uno con esta motivación, además del contagio de mis compañeros, porque eso es fundamental para seguir rindiendo como hasta ahora”, completó el goleador.

Comentarios