Tras el acuerdo sellado entre el presidente del club San Lorenzo, Matías Lammens, y el titular local de la cadena de supermercado Carrefour, Daniel Fernández, comienza la cuenta regresiva para la construcción del “ecoestadio” Papa Francisco, a inaugurarse para 2019 o 2020.

El primer paso fue la aceptación de la venta del predio de 27.524 m2 por parte de Carrefour, por un monto de U$S150 millones. Luego habrá un plazo de 80 días para presentar ante el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires los planos de las obras que comprenden el futuro estadio de fútbol.

La nueva cancha tendrá capacidad para unas 40.000 personas sentadas. El equipo técnico compuesto por los arquitectos Roberto y Claudio Pando, Sergio Montero y Claudio Grimoldi propusieron una caja cuadrada con mucha vegetación en sus paredes externas y áreas circundantes, a la manera de una gran mancha verde. Esa es la génesis del nuevo “ecoestadio”.

En cuanto a su volumetría, la caja tiene reminiscencias del Estadio Olímpico de Pekín, la obra diseñada por los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, conocido como El Nido.

El proyecto definitivo incorpora una cancha de básket con capacidad para 2.200 personas, SUM y  vestuario con jacuzzi.