Trump y Kim sorprenden con un encuentro en la frontera de las dos Coreas

Por primera vez en la historia, un presidente estadounidense pisó suelo norcoreano, un gesto sorpresivo del jefe de la Casa Blanca

El presidente estadounidense, Donald Trump, se reunió ayer de manera sorpresiva con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la zona desmilitarizada de la frontera intercoreana, en un breve encuentro cargado de simbolismo histórico que volvió a abrir la esperanzas sobre la reapertura del proceso de diálogo entre ambos países.

Por primera vez en la historia, un presidente estadounidense pisó suelo norcoreano, un gesto sorpresivo del jefe de la Casa Blanca que se encadenó con otro movimiento inesperado que fue el anuncio de un nuevo encuentro con el líder comunista.

Tras saludarse con un apretón de manos intercambiaron palabras, con Kim diciendo: “Me alegro de verle de nuevo. No esperaba verle jamás en este lugar”. A continuación Trump cruzó la línea fronteriza divisoria y se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en ingresar al país comunista.

 “Se trata un momento histórico que pretende poner fin al conflicto en la península”, dijo Kim, que ha calificado el gesto de Trump “valiente”.

Comentarios