Tributo a los 50 años del rock argentino en Cosquín

El Tributo a los 50 años del Rock y La Beriso cerraron la 17ª edición del Festival Cosquín Rock ante 25 mil espectadores que se reunieron en el predio del Aeródromo de la localidad cordobesa de Santa María de Punilla.

En la última jornada, la atención se centró en dos escenarios: el principal y el temático, donde se celebró el nacimiento del Rock Argentino.

En el temático comenzó por la tarde con Golosinas Peligrosas, prosiguió con un protagonista central de las primeras décadas del rock local como el ex Manal Alejandro Medina, quien bajo una incesante lluvia comenzó su concierto.

Tras Medina, subió al escenario otro Manal, el baterista Javier Martínez que interpretó clásicos como “Jugo de Tomate Frío”, “Avenida Rivadavia”, “No pibe” y “Una casa con 10 pinos”, entre otros.

El escenario luego quedó a disposición del ex miembro de Vox Dei, Ricardo Soule. Otra de las invitadas a este tributo, Fabiana Cantilo, subió al escenario para cantar “Una tregua”, “Dulce Condena” recibiendo la aprobación del público y posteriormente junto a Claudia Puyó, otra histórica, cantaron covers del rock argentino como “La Bestia Pop” y “Eiti Leda”.

El plato fuerte de la noche llegó con el notable Fito Páez en un show cargado de emociones, interactuando siempre con su público, haciéndolo cantar, arengando como un showman.

Regaló a lo largo de su actuación clásicos como “El Chico de la Tapa”, “A las piedras con Belén”, “Gente sin Swing”, “11 y 6”, “La Rueda Mágica”, “Circo Beat”, hasta que invitó a Juanse y a Rolo Sartorio, vocalista de La Beriso, para interpretar “Brillante sobre el mic”.

Finalizó su concierto con “Dale Alegría a mi corazón” acompañado por todo el público en uno de los momentos más conmovedores de la noche.

Fito celebró los 50 años del Rock mencionando a grandes pioneros como Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia, Moris, Vox Dei, Manal, el Indio Solari y dedicado a todos los buenos músicos que buscan la libertad.

Prosiguió en la tanda de notables Pedro Aznar, recibido fervorosamente por el público donde interpretó temas conocidos como “Sol de San Francisco”, “ Como un León”, “Rencor”, “Panteras de Polvo” y “ Quebrado”.

Luego subió al escenario el magistral guitarrista, el ex Seru Girán y Pescado Rabioso, David Lebón, que repasó sus influencias blueseras, canciones de sus primeros discos solistas y de su más reciente disco.

Por el lado del escenario principal se destacaron las actuaciones de Palo Pandolfo y del baterista británico Carl Palmer, integrante de la banda de rock progresivo, Emerson, Lake and Palmer, que alcanzó una gran popularidad en la década del 70.

Por la noche, también ofrecieron sus conciertos que recibieron el beneplácito de la gente, las bandas punk Los Violadores (una de las primeras del género en el país) y Ataque 77, que tuvo una buena actuación con sus canciones de fuerte contenido social.

Las Pelotas, agrupación liderada por Germán Dafuncchio, ofreció un excelente show para sus fans, interpretando clásicos intercalados con temas de su último disco. En el concierto invitaron al líder de Los Pericos, Juanchi Baileirón, para cantar una espectacular versión de “El Ojo blindado”, cover de Sumo.

Finalmente el cierre estuvo a cargo de La Beriso que encabeza Rolo Sartorio, cuyo concierto duro más de dos horas, en el que hizo un recorrido por toda su discografía y en el que sus admiradores ratificaron que el apoyo a la banda es incondicional.

A pesar de la lluvia que comenzó a caer con la tarde del domingo, el predio se llenó de gente y permaneció hasta el final, cuando la Beriso tocaba los últimos acordes de la 17ª edición del festival más federal de la escena rockera argentina.

Comentarios