Tras operativo sorpresa, secuestran más de 1.500 celulares en la Tonsa

Se trata de tecnología de dudosa procedencia. Además, clausuraron y multaron a cuatro locales durante el megaoperativo en la céntrica galería.

Durante la mañana y mediodía de ayer, la Policía de Mendoza junto a la Gendarmería Nacional, realizaron en conjunto un megaoperativo en la Galería Tonsa de la Ciudad de Mendoza en búsqueda de artículos de electrónica de dudosa procedencia.

El operativo fue sorpresivo e involucró a más de un centenar de agentes que bloquearon las entradas por calle San Juan, Catamarca y en la Avenida San Martín. La premisa fue simple: nadie entra, nadie sale.

A ese respecto, Osvaldo Araujo, jefe de la Policía de delitos económicos, relató en Canal 7: “El resultado ha sido exitoso. Logramos sacar más de 1.500 teléfonos usados y repuestos de teléfonos que están en el mercado ilegal”.

“La Municipalidad de Ciudad, por su facultad de controlar los locales comerciales, aplica una ley provincial, que es la que permite controlar la compra y venta de cosas usadas. Hicimos hincapié en lo que es telefonía celular. No tenían manera de justificar los comerciantes qué hacían esos teléfonos ahí”, agregó.

Además de Gendarmería, Policía y el municipio, también trabajó en el lugar Migraciones y la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos).

Los agentes controlaron veinte locales y clausuraron y multaron a cuatro por la falta de documentación municipal y porque no correspondía ninguna documentación con los elementos que se encontraron. “Había un local en particular que no sólo no lo tenía habilitado, sino que no tenía nada”, informaron.

Comerciantes y clientes quedaron atrapados dentro del clásico paseo céntrico, esperando a que la situación se resuelva. Sólo algunas personas de edad avanzada lograron salir tras dialogar con los efectivos.

En las afueras del lugar, todos los que pasaron por cualquiera de las entradas fueron sometidos a la revisión de antecedentes por policías que aguardaban en las afueras del lugar. Una persona fue aprehendida porque estaba en la entrada de la Galería con una medida pendiente.

“Hay diferentes hipótesis de investigación para establecer cuál es el origen. AFIP trabajó sobre la mercadería nueva e intentará mostrar si ha ingresado de manera ilícita o no. Si el teléfono es usado y no está registrado en los libros que corresponden, se estiman que son de dudosa procedencia. Después con otro procedimiento se establecerá si ese teléfono es producto de un ilícito o no”, finalizó.

Comentarios