Tras el masivo paro, comienzan las clases

Lo que ocurrió superó las previsiones de todos.
Las escuelas públicas de Mendoza estuvieron sin actividad y los docentes rodearon Casa de Gobierno en reclamo de una mejor propuesta de aumento salarial. Así, las clases no comenzaron ayer y el impacto de la medida de fuerza se sintió.
Los docentes habían rechazado la propuesta de elevar el salario inicial a 2.840 pesos y habían decidido un paro con movilización como forma de protesta. El Gobierno dictó la conciliación obligatoria, pero ese intento no surtió efecto. Igualmente ayer ratificaron que descontarán el día y pedirán sanciones contra el Sute por no acatar la medida.
Ayer por la tarde, desde el Sute informaron que ahora sí acatarán la conciliación y por eso hoy comenzarán las clases y por 15 días no habrá medidas de fuerza. La próxima reunión paritaria oficial es el 5 de marzo y en el Gobierno aseguran que trabajan en una propuesta superadora para presentar. La CTERA realizaría un paro nacional el 6 de marzo, pero en Mendoza esa fecha caería dentro de la conciliación y no podría realizarse la medida.
El primer día de clases llegaba con mucha incertidumbre. Pero las dudas se despejarían rápido: las escuelas estuvieron con nula actividad en el sector público. Algunas, incluso, directamente tuvieron las puertas cerradas. En el sector privado la situación fue distinta, pues hubo muchas escuelas que tuvieron clases normalmente.
Desde el Poder Ejecutivo relativizaron el impacto político de lo que ocurrió. Pero igual había bronca, sobre todo porque hace una semana creían tener la situación controlada para tener un inicio de clases en armonía. Y ocurrió todo lo contrario.
La movilización de los docentes cubrió varias cuadras y en total se reunieron más de 7 mil personas en la puerta de Casa de Gobierno. Allí hubo algunos discursos y también muestras de las peleas internas que vive el Sute. Los sectores opositores cuestionan a la conducción gremial por su supuesta cercanía con el Gobierno. Y hasta amenazan con tomar medidas paralelas. Los opositores gremiales dijeron que harán asambleas para pedir un aumento superior a los 3 mil pesos y tomar otras medidas de fuerza.

Comentarios