Tras diez horas de paro, los gremios aeronáuticos levantaron la medida

La protesta provocó la cancelación de unos 240 vuelos y fuertes declaraciones del presidente Mauricio Macri que opinó: “Aerolíneas debería funcionar sin pedirle plata al Estado”.

Luego de diez horas de inactividad y de alrededor de 240 vuelos cancelados y cerca de 20 mil usuarios varados, los gremios aeronáuticos decidieron ayer a las 17 levantar el paro y retomar las actividades en los principales aeropuertos del país.

La decisión de levantar la medida de fuerza fue a pesar de no haber llegado a un acuerdo con Aerolíneas Argentinas y de tampoco haber sido convocados por el  secretario de Trabajo, Jorge Triaca, como pedían.

El conflicto se desató la semana pasada, y se produce luego de que la empresa estatal decidiera que en los sueldos de septiembre no aplicaría la cláusula gatillo que venía pagando mensualmente. En virtud de esa decisión, los trabajadores de la Asociación del Personal Aeronáutico dejaron de cobrar un 6,6 por ciento de aumento.

En horas de la mañana de ayer, en medio de la tensión por la medida gremial, el presidente Mauricio Macri aprovechó la oportunidad para expresarse en torno a que Aerolíneas Argentinas pertenezca al estado.

“Trabajemos juntos para que lo antes posible” la compañía “pueda volar sin pedirle plata al Estado, sin pedirle plata al resto de los argentinos para poder funcionar, algo que logran la enorme mayoría de las líneas del mundo”, resaltó el presidente.

Y apuntó que “la verdad es que la mayoría de las aerolíneas que hoy funcionan acá y en el mundo hoy día no requieren que sus ciudadanos pongan plata todos los meses”.

Macri indicó que pese al aumento de la oferta aérea en el país “menos del cuatro o cinco por ciento” de la población viaja en avión y por eso, dijo, “no es justo que el 95% que no usan los aviones tengan que pagar para que Aerolíneas funcionen”. “En el último mes el ministro (de Hacienda, Nicolás) Dujovne tuvo que aportar 1.000 millones de pesos” para la aerolínea estatal, advirtió.

La intención del gobierno de Cambiemos de privatizar nuevamente la aerolínea de bandera, viene siendo advertida por los gremios aeronáuticos. Al respecto, Pablo Biró, titular de APLA, se refirió a la no activación de la cláusula gatillo para los trabajadores aeronáuticos, y afirmó a Página/12 que es una provocación del Gobierno.

“El ministro de Transporte (Guillermo Dietrich) vino a cargarse la línea de bandera y armó Flybondi. Ya entregaron los cielos: el holding Latam saca más pasajeros internacionales que Aerolíneas Argentinas desde 2016. Vinieron a vaciar la soberanía de nuestros cielos y para eso tienen que hacer colapsar la línea de bandera. Para eso necesitan poner a Norwegian Air  con subsidios al tiempo que recortan el presupuesto para que nosotros funcionemos”, explicó Biró.

 Cabe destacar que la retención de tareas fue llevada adelante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA).

Edgardo Llanos, titular de APA, dijo que “es la primera vez en la historia que Aerolíneas Argentinas incumple un acuerdo firmado y homologado por el Ministerio de Trabajo. Vamos a esperar una respuesta y después seguramente tendremos que a ir a la Justicia a presentar un amparo, porque ya conocemos cómo juega el ministerio en esto”.

Los distintos sindicatos coincidieron en dejar la medida en suspenso y evaluar los pasos a seguir, ya que desde la Secretaría de Trabajo liderada por Jorge Triaca, aún no se brindaron explicaciones sobre la decisión de no activar la cláusula gatillo para los sueldos de septiembre.

Comentarios