Oscar Pizarro, dejó su cargo ayer en medio de críticas a su gestión, con el caso emblemático de la Vendimia de la Capital, y sospechas de corrupción.

Si bien el gobierno esgrimió que su paso al costado se dio por “razones de salud”, lo cierto es que el ex director de Defensa Civil, Oscar Pizarro, dejó su cargo ayer en medio de críticas a su gestión, con el caso emblemático de la Vendimia de la Capital, y sospechas de corrupción. La posta, provisoriamente, la tomará el jefe de la policía Roberto Munives, según informaron fuentes del Ministerio de Seguridad. Desde el Ejecutivo la molestia con el funcionario viene de su actuación durante la rotura del escenario de la Vendimia de la Capital luego de haber ignorado el parte meteorológico y la caída de la grúa en la fiesta Nacional de la Vendimia.

Si bien el funcionario se encuentra con parte médico hasta el 31 de marzo por haber sufrido un Accidente Isquémico Transitorio (AIT), fuentes oficiales informaron su definitiva salida de la cartera.

Además de las críticas a su gestión, se conoció una investigación por supuestas irregularidades en la habilitación de 67 comercios, en donde el funcionario estaría sospechado de haber cobrado coimas. Lo cierto es que todas estas razones conformaron el marco de salida de Pizarro de Defensa Civil.