Toda una vida fiel a los productos bajo demanda

La piratería ha vuelto a escena y no para de crecer. Vuelve después de años de decadencia. ¿Qué pasó ahora? El auge de la política de exclusividad de plataformas de video “on demand” del estilo Netflix. La abundancia de estos servicios sumada a la hiperfragmentación (mercado saturado) de contenidos y el aumento de costos en […]

La piratería ha vuelto a escena y no para de crecer. Vuelve después de años de decadencia. ¿Qué pasó ahora? El auge de la política de exclusividad de plataformas de video “on demand” del estilo Netflix.

La abundancia de estos servicios sumada a la hiperfragmentación (mercado saturado) de contenidos y el aumento de costos en las suscripciones, dificultan la labor de los usuarios para encontrar lo que realmente demandan a cambio de un precio asumible. Así lo indica la última edición, elaborada en este octubre 2018, del informe “Global Internet Phenomena” elaborado por Sandvine (empresa de equipos de red con sede en California), uno de los informes más extensos sobre las últimas tendencias y sobre cómo se reparte el tráfico en la web.

Este 2018 ha marcado un notable cambio en el uso de la piratería por parte de los usuarios que, según este informe, se debe a un “extremo celo” en las políticas de exclusividad imperantes entre los grandes operadores de video bajo demanda. "Cada vez más plataformas están produciendo contenido exclusivo que sólo se encuentra disponible en su servicio de streaming, como ‘Game of Thrones’ en HBO, y ‘House of Cards’ en Netflix", aseguran desde Sandvine, responsable de este informe. "El acceso a todas estas plataformas resulta muy caro para los consumidores, que optan por pagar una o dos suscripciones y piratear el resto de contenidos", agregan.

Los expertos consideran que la tendencia al pirateo irá a más, a medida que nuevos operadores de vídeo bajo demanda irrumpan en el mercado. Por ejemplo, Disney tiene previsto retirar todos sus contenidos de Netflix coincidiendo con el lanzamiento de su nueva plataforma de video “on demand”. Por otro lado, Apple, lleva tiempo trabajando en el lanzamiento de su propia plataforma, que se está enfrentando a una gran cantidad de problemas antes de ver la luz.

Según estimaciones de la industria del entretenimiento de Estados Unidos, se espera que la mayoría de las grandes empresas tecnológicas y canales de televisión cuenten con su propio servicio “on demand” en el año 2022, con contenidos que ofrecerán de forma exclusiva, sin compartir con otros operadores. Una estrategia que, por un lado, tiene sentido dentro del sistema de competencia directa y legal, entre las distintas plataformas, que a mayor cantidad de contenido y a mayor calidad del mismo, el número de suscriptores aumenta. Por otro lado, esta estrategia también provoca un aumento de la fragmentación de los contenidos destinados a un público con una cantidad de recursos limitados que optan por suscribirse al servicio que emplean de manera más recurrente y piratean el contenido del resto de las plataformas.

 

Comentarios