Sólo se detectaron 5 dosis de éxtasis durante todo el 2015

Las drogas sintéticas parecen “invisibles” en Mendoza. Dicen que es porque se manejan en ámbitos reservados. Hay registro de muertes por consumo. El tránsito hacia Chile pone a la provincia en alerta.

Están, se habla, se consumen. Pero en las estadísticas casi no figuran: las drogas sintéticas -particularmente el éxtasis- casi no son detectadas en operativos de seguridad. Sí genera algún alerta en Salud, pues al menos una persona por año muere por consumo de ese tipo de drogas.

El año pasado sólo se decomisaron 5 pastillas de éxtasis en la provincia, según las estadísticas oficiales publicadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación. La cifra es ínfima al lado del consumo que se cree tiene ese tipo de sustancias. La razón que encuentran los especialistas para ello es que son, explican, drogas que se trafican con mayor discreción y que se mueven en un ámbito muy privado.

El tema tomó protagonismo por la tragedia ocurrida en la fiesta Time Warp, en Costa Salguero, donde murieron cinco jóvenes intoxicados.

La “invisibilidad” del éxtasis no es exclusivo de Mendoza. En muchas de las provincias el decomiso de ese tipo de drogas fue cero. “Es un tipo de droga que se maneja en un círculo muy cerrado. Hay investigaciones en marcha, pero llevan mucho tiempo”; explicó Roberto Costa, jefe de la división Narcocriminalidad de la policía. Según el funcionario policial, en Mendoza no hay producción de éxtasis, pero sí tránsito y consumo.

En el año 2014, explicó Costa, se detectó un circuito de narcotráfico que tenía a la provincia como uno de los ejes. En esos operativos se secuestraron 1000 dosis. El laboratorio estaba en La Plata y desde allá se proveía a varias provincias. El destino final era Chile, previo paso por Mendoza. Pero en esa causa surgió otro dato que sirve para atar cabos con la tragedia de Costa Salguero: las pastillas halladas en Mendoza eran vendidas como éxtasis. Pero los análisis químicos determinaron que no se trataba de esa droga sino de otros compuestos químicos adulterados.

Justamente uno de los datos clave es la ruta Mendoza-Chile. “En Chile no se produce marihuana y otras drogas, pero sí se consume mucho. Las rutas de paso son en el norte, por Catamarca, en Mendoza y Neuquén”, explicó Costa.

Desde Toxicología de la provincia aseguran que los casos derivados por ese uso de ese tipo de drogas quedan disimulados muchas veces con otros diagnósticos. Según las estadísticas vitales publicadas por el Ministerio de Salud, en 2014 una persona murió como consecuencia del uso de ese tipo de drogas. Lo mismo ocurrió en 2013.

El promedio de edad del consumo de esas drogas es mayor que en el caso de la marihuana. Según la última encuesta de Consumo de Sustancias Psicoactivas en estudiantes del secundario, el 2,3% de los jóvenes en edad escolar consumió alguna vez éxtasis. En el caso de la marihuana, por ejemplo, la prevalencia es del 15,9%

El año pasado cayeron todas las estadísticas relacionadas con la lucha contra el narcotráfico.  Según el Ministerio de Seguridad de la Nación, en 2014 se habían incautado 181 kg de cocaína. El año pasado fueron 47 kg. También hubo una caída en el hallazgo de marihuana. El año pasado se secuestraron 2.700 kg.

Comentarios