El juez Ariel Lijo sobreseyó a la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, en la causa que fue denunciada para que se la investigue por el origen del dinero que fue sustraído de su casa el día 22 de noviembre de 2015.

La vicepresidente de la Nación había denunciado que mientras se llevaron a cabo las elecciones presidenciales fue víctima de un robo en su casa, en el que le sustrajeron $ 245.000 y US$ 50.000, producto de donaciones a una fundación que preside y de un préstamo particular.

El magistrado sostuvo en un fallo de 176 carillas que a lo largo de la investigación se acreditó el "origen lícito de del dinero que le fue sustraído" a la funcionaria el 22 de noviembre de 2015.

La causa se inició a partir de una denuncia presentada por un grupo de diputados kirchneristas, luego de que una nota publicada por el diario Tiempo Argentino diera cuenta del robo ocurrido en la casa de Michetti la noche del balotaje.

El dinero robado a la vicepresidenta estaba compuesto por la suma aproximada de 245 mil pesos y 50 mil dólares que Michetti atribuyó a préstamos de su pareja y a dinero aportado a su fundación, SUMA, que no fue bancarizado.

"Los testimonios recibidos y la prueba documental recabada en este sumario han corroborado la versión que sobre los hechos aquí investigados expuso Marta Gabriela Michetti en las distintas presentaciones efectuadas ante este Tribunal", sostuvo Lijo.