Sin freno: esta semana la nafta aumentará entre un 5% y un 8%

La nueva alza de precios sería aplicada entre hoy y el viernes, según comunicaron las petroleras en un mercado completamente liberado y sin intervención del gobierno.

Las empresas petroleras aplicarían esta semana un incremento de precios de entre 5% y 8%, informaron fuentes del mercado de combustibles. Según las compañías privadas del sector, los precios de las naftas y gasoil quedaron desfasados por el fuerte aumento en el valor del dólar y también del barril de crudo a nivel internacional.

Así las cosas, el último incremento había sido puesto en marcha el 7 de julio por YPF y el 11 por el resto de las compañías, pero las empresas buscan ahora reducir al máximo un “atraso” del 20 por ciento en el precio de venta al público.

Sin intervención del Ministerio de Energía desde octubre pasado, en lo que va del año, la nafta súper y el gasoil se encarecieron 22 por ciento y ahora subirían otro 5 por ciento; mientras que los combustibles premium ya se incrementaron un 27 por ciento y ahora lo harían en otro 8 por ciento, según informaron desde el sector. YPF jugará un rol fundamental ya que una vez que aplique la suba, lo hará el resto del mercado.

El petróleo subió el lunes apoyado por un retroceso del dólar e interrogantes sobre el efecto de las sanciones de Estados Unidos a Irán. El barril de Brent del mar del Norte para setiembre cerró en el mercado de Londres a 74,97 dólares tras ganar 68 centavos; en Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI), también para setiembre, ganó 1,44 dólares y quedó en 70,13.

Esos precios se ubicaban entre 58 y 60 dólares al iniciar el año, momento a partir del cual también el valor de la moneda estadounidense en el mercado cambiario argentino se disparó un 50%.

Este nuevo incremento se registrará en medio de problemas de abastecimiento que tienen las estaciones de servicio de bandera blanca y las ex Oil, dado que las petroleras del mercado les venden sólo por cupos.

Resulta que por ese atraso del 20 por ciento en los precios en surtidor respecto de lo que subió el valor del dólar y del crudo, las petroleras están priorizando el abastecimiento a las estaciones que trabajan con sus banderas y a las independientes les venden por cupos.

Estos aumentos no solo complican el frente inflacionario que por ahora no muestra señales de desaceleración, sino que empiezan a reflejarse en un recorte de demanda que comienza a visibilizarse. De acuerdo a datos del Ministerio de Energía presentados a la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República (Fecac), el volumen total de ventas al público de combustibles líquidos —naftas y gasoil— cayó un 13,6% en mayo respecto del mismo mes del año pasado. 

Comentarios