Sigue el conflicto por el posible desalojo de un barrio en Chacras

Este lunes se realizó la tercera audiencia judicial donde se decidirá cuál será el destino de más de 200 familias que hoy habitan en el Barrio Valle Encantado en Chacras de Coria.

El caso de barrio Valle Encantado cobró protagonismo en febrero tras conocerse un fallo de la Corte provincial donde hacía lugar a un pedido de desalojo del terreno en el que actualmente viven cerca de mil personas, alguno de ellos desde hace más de 40 años.

Una de las estrategias para conservar sus viviendas fue apoyar un proyecto de ley presentado por el diputado del FPV, Lucas Ilardo, en el que se proponía que el Estado expropiara el terreno en conflicto y a partir de allí pudieran comenzar a pagar por sus hogares mediante algún acuerdo con el IPV. Sin embargo los meses pasaron y los vecinos aseguran que desde su presentación en 2015 el proyecto duerme en la Legislatura.

En este contexto la única alternativa para frenar el desalojo parece ser a través de la justicia, aunque reconocen que el panorama es bastante complejo.

El representante legal de las familias damnificadas es el abogado Lucas Portillo Gómez, quien dijo a Diario Vox que si bien la decisión de la Corte está firme, lo irregular es que en primera y segunda instancia el fallo solo iba contra veinte personas identificadas en el expediente, pero luego decidió que era aplicable para cualquier poseedor que habitara dentro de las seis hectáreas que abarca el terreno. De ese modo el fallo alcanza a más de 200 familias que no habían participado en el expediente, que tampoco tuvieron la posibilidad de defenderse ni tampoco de ser escuchados durante el proceso.

“Lo que estamos defendiendo es el derecho de las personas a mantenerse en el lugar donde viven o la posibilidad de obtener una respuesta por parte del Estado que sea lo suficientemente protectoria y que no afecte sus derechos”, indicó el abogado.

Desde la defensa señalaron que detrás del apuro por el desalojo se esconde un importante negocio inmobiliario por parte del actual propietario del terreno, quien aseguran que adquirió el inmueble en un remate a un precio muy bajo y al que no le preocupa en absoluto que pasa con todas esas familias que perderían sus hogares y toda la inversión que han hecho durante años para construir sus casas.

Según el letrado, consta en el expediente que en el año 2005, cuando el ahora propietario compró el terreno, solo había 20 personas, por lo que no se explican como en todos estos años llegaron a instalarse 1000 y el propietario nunca reclamó nada.

“Nos preocupa la cuestión humanitaria, porque si realmente existe la intención de un desalojo forzoso puede terminar en una situación muy violenta con niños de por medio. También nos preocupa que la Corte exponga al Estado a avanzar de este modo sobre los derechos elementales de las personas”, aseguró Portillo Gómez.

Por su parte, Yovana Barrios presidente de la Asociación Vecinal Valle Encantado, dijo que se enteraron de esta decisión de la Corte por los medios y que a pesar de ser recibidos por algunos legisladores cuando se desató el conflicto nadie ha hecho nada por ayudarlos. Asimismo remarcó que todos los vecinos tienen intención de pagar por sus terrenos y que no solo se trata de sus hogares sino que también existe un gran arraigo al lugar ya que muchos de los habitantes del barrio trabajan en la zona.

Comentarios