En Florida, Estados Unidos Harpet Kurtz hizo una sesión fotográfica mientras viajaba con su mamá Melissa en el auto.

Al ver las imágenes que se sacó vio la silueta de un pequeño atrás de ella.

La madre comenzó a investigar y descubrió que en ese mismo lugar un chico había fallecido hacía un año en un accidente. “Cuando vi la fecha del accidente, lloré”, dijo Melissa.

“Estuve en shock por descubrirlo. Les dijo a mis amigos: ‘Tienen que ver esto’.

Todos quedaron atemorizados. Creo que es importante que el mundo vea esa foto, porque sé que es genuina y real y que éramos sólo dos en el vehículo”, agregó la mujer.