Sanz cree que la elección en Mendoza tuvo más contenido local que nacional

El dirigente sanrafaelino Ernesto Sanz habló sobre su relación con el presidente Mauricio Macri, la política y su eventual regreso a la función pública.

Las elecciones del pasado domingo en Mendoza siguen dando qué hablar. Ayer, por caso, Ernesto Sanz manifestó su opinión al respecto: “Me parece que lo que se votó fue la continuidad de un proyecto muy claro. Cuando hay sobre la mesa un proyecto político muy definido con identidad propia y están en medio de un proceso, la gente respalda la continuidad”, dijo ante la consulta del Mendoza Post.

-¿Qué significa?

-Cuando uno va hacia atrás en la historia, en la época de los mendocinos de Bordón y compañía, a nivel nacional, las primeras elecciones del kirchnerismo... cuando hay identidad propia la gente opta por respaldarlo.

-Sin embargo, al peronismo le fue mal...

-Es que se presenta como alternativa y no tiene solidez. El peronismo mendocino es un peronismo que viene de capa caída desde hace mucho tiempo. Desde que murió el “Chueco” Mazzon, el peronismo local viene en crisis. No ha encontrado un rumbo preciso, y lo que encontró en la previa del domingo no es un proyecto con identidad propia, sino un gran envión que venía del kirchnerismo nacional, del resultado de las paso nacional. Eso le dio a Fernández Sagasti un peso electoral que no tenía en lo electoral, es lo que se proyectó el domingo.

-¿Esta elección se puede proyectar a nivel nacional de cara a octubre?

-Yo creo que es una elección con mucho más contenido local que nacional. No obstante, sirve nacionalmente para tonificar o incentivar a Juntos por el Cambio en todo el país.

-¿Por qué lo dice?

-Porque me consta por experiencia propia, hay muchísimo impacto positivo en el ánimo de la militancia de todo el país con el resultado del domingo. Por lo menos en el radicalismo. Y la territorialidad de Juntos por el Cambio la define el radicalismo.

-¿Cómo sigue su relación con Macri?

-Buena, normal... tampoco estoy viajando mucho a Buenos Aires, pero me comunico cuando es necesario. Tengo buena relación.

-¿Volverá en algún momento a la función pública?

-No... a la función pública no. Estoy muy cómodo con mi trabajo particular. Eso sí, la política no se abandona en términos de militancia, apoyo y acompañamiento.

Comentarios