Sanz abandonó su candidatura para apoyar la de Alfonsín

El senador nacional Ernesto Sanz decidió terminar con su candidatura a presidente, lo que dejó a Ricardo Alfonsín como único representante del radicalismo de cara a las elecciones de octubre.

El senador nacional Ernesto Sanz decidió terminar con su candidatura a presidente, lo que dejó a Ricardo Alfonsín como único representante del radicalismo de cara a las elecciones de octubre.

A través de un comunicado, señaló que tomó la decisión porque "ir con dos candidatos radicales a las elecciones primarias podría dar una oportunidad a quienes están buscando la reelección".

El sanrafaelino comentó en su mensaje que "durante meses he luchado para que la UCR no se encerrara en una alianza chiquita sino que liderara una coalición amplia y fuerte", y adelantó que "es hora entonces de fortalecer esa decisión aportando algo más que mi visión. Para construir una alternativa amplia y confiable es necesario que el radicalismo se muestre sin divisiones ni fragmentaciones".

Sanz, que sólo fue candidato por seis meses, agregó que "teniendo en cuenta que Ricardo Alfonsín es el referente partidario con más posibilidades, he decidido dejar de ser un competidor y permitir que él represente al conjunto del radicalismo".

"Mi forma de aportar al partido y al país hoy es acompañar al candidato en este proceso. El desafío que afronta el país en su conjunto, mi pertenencia y mis valores tienen prioridad ante diferencias que hoy resultan secundarias", dijo a través de su cuenta de Twitter.

El senador tomó licencia de la presidencia de la UCR para concentrarse en su campaña, que tuvo su lanzamiento en el teatro Gran Rex. Pero a fines del mes pasado abandonó las preinternas en las que participaba junto a Alfonsín, y ayer renunció a presentarse en las primarias obligatorias del 14 de agosto.

Poco tiempo después de que se hiciera el anuncio de la deserción de Sanz, Julio Cobos le pidió que retome la conducción del radicalismo. "Comparto los fundamentos brindados hoy por Ernesto Sanz", expresó el vicepresidente mediante otro comunicado, en el que pedía que "retome, cuanto antes, la conducción de la Unión Cívica Radical".

Mientras tanto, Alfonsín se mostró de acuerdo con la decisión, y remarcó que "me tranquiliza y me alegra que podamos estar trabajando juntos para el 23 de octubre".

El candidato oficial de la UCR indicó que "no podíamos esperar hasta agosto", debido a que es necesario concentrarse en el plan de alianzas que intentará concretar el partido. Sobre este tema, señaló que hubo "encuentros con dirigentes de otras fuerzas", y que "las conversaciones con el Peronismo Federal no sólo son en Buenos Aires".

Comentarios