Roberto Iglesias: “La gente votó a conciencia»

Un enorme salón preparado para un festejo que no pudo ser.
Esa fue la imagen del domingo para el radicalismo de Mendoza.
Roberto Iglesias no pudo volver a consagrarse como gobernador de Mendoza, al perder las elecciones frente a Francisco Pérez.
La UCR había puesto todas sus fichas al corte de boleta, previendo que la presidenta Cristina Fernández pudiera arrastrar a Pérez a la victoria. Pero nunca pensaron que el triunfo de Cristina pudiera ser tan contundente.
En el radicalismo tardaron en reconocer el resultado. De hecho esperaron a que hubiera números oficiales, pues no confiaban en los datos que arrojaban las encuestas a boca de urna.
Con los números puestos, la atención se concentró en los municipios, principalmente en Godoy Cruz, donde finalmente consiguieron un amplio triunfo, quedando posicionado Alfredo Cornejo como nuevo líder de la UCR.
Roberto Iglesias esperó a tener los primeros resultados oficiales y a que Cristina Fernández terminara de decir su discurso para reconocer el resultado.
“Hay pocos datos oficiales, pero no tiene sentido seguir esperando. Hay una diferencia importante y reconocemos la derrota”, dijo Iglesias a las 22.15 de anoche.
Renglón seguido, el candidato radical reconoció la labor de sus correligionarios y evitó criticar al gobernador electo. “Entiendo que la gente votó a conciencia, eligiendo el gobernador que quería. La gente no eligió la continuidad, porque el Gobierno no mostró su gestión. Yo sigo pensando que Jaque hizo un mal gobierno y mi visión no cambia por el resultado”, expresó.
Además, el radical dijo que la derrota no significa su retiro de la política. “Ahora no voy a ejercer ningún cargo, pero voy a seguir en política, aún tengo mucho por dar”, aseguró Iglesias, quien reconoció haber llamado a Pérez para felicitarlo.
El candidato estuvo acompañado del vicepresidente Julio Cobos y del presidente del radicalismo, Ernesto Sanz como principales figuras, además de su compañero de fórmula, Juan Carlos Jaliff y buena parte de los candidatos. No hubo ningún intendente a su lado, y sólo Alfredo Cornejo llegó al hotel, pero cuando ya no quedaba nadie.
El radicalismo ahora, aseguran, inicia un proceso de análisis. En ese sentido, el ex gobernador de Mendoza dijo que el que más autocrítica tiene que hacer es el radicalismo nacional.

Comentarios