El Millonario se repuso de la eliminación en la Libertadores y la derrota en el superclásico. En el Malvinas Argentinas, le ganó al Gallito por un claro 3 a 0.

Por Gabriel Vanella

Después de dos golpes durísimos, como fueron la eliminación de la Copa Libertadores y el superclásico perdido, River Plate anoche pudo ponerse de pie en el Malvinas Argentinas.


Con contundencia y haciendo prevalecer su jerarquía, el equipo de Marcelo Gallardo no tuvo mayores problemas para vencer a Deportivo Morón, una de las sorpresas del certamen, por 3 a 0 y clasificar a la final de la Copa Argentina, donde se enfrentará a Atlético Tucumán que eliminó a Rosario Central el viernes.


El partido empezó entretenido, con un Millonario que tomaba el dominio del juego ante un rival que esperaba atrás, bien armando, apostando a las contras.


A los cuatro minutos, Scocco pateó un tiro libro que pegó en la red del arquero del Gallito y generó el frustrado grito de gol de varios hinchas millonarios que fueron al Malvinas.


A los dos minutos, lo tuvo Morón. El Rengo Díaz conectó un centro por bajo y exigió a Lux, quien a puro reflejo sacó al córner. Pero después de esa jugada Morón se fue pinchando y solo se dedicó a tratar de que River no llegara al gol.


Y al equipo de Gallardo le llevó un buen tiempo llegar a la apertura del marcador porque a pesar de tener la pelota no encontraba la profundidad necesaria para lastimar.


Recién a los 40 minutos de juego, Nacho Fernández, en posición adelantada, metió el primer gol de River gracias a un muy buen pase del mendocino Pity Martínez.


Morón quedó al borde de las cuerdas y River aprovechó. Tres minutos después, Maidana apareció en el área rival para poner el 2 a 0 después de un centro de rastrón y liquidar el partido.


Todo el plan del Gallito quedó desarticulado en tres minutos fatales. Después, en el segundo periodo, el tiempo pasó lento en un partido que estaba definido. River siguió siendo el dueño de la pelota pero no logró aumentar la diferencia. Morón quise ir en busca del descuento, pero su plan en el partido no era ir en busca del resultado así que no supo cómo llegar al arco de Lux. Sobre el descuento Santos Borré puso el 3 a 0 para cerrar el juego.


Así, River se sacó el gusto amargo de las últimas semanas y avanzó a la final de la Copa Argentina donde definirá el título con el sorprendente Atlético de Tucumán.