“La vida es, literalmente, todo lo que tenemos. Pero, ¿acaso es buena?”.

Con esas intrigantes palabras comienza la apertura de Review (Reseña), una serie que muestra las desventuras que sufre Forrest McNeil (Andrew Daly) mientras conduce un programa homónimo, en el que critica experiencias de la vida real.

Durante las primeras dos temporadas, McNeil puntuó experiencias tan diversas como “tener un mejor amigo”, “ser irlandés”, “encabezar una secta” y “matar a un hombre”. Como es de esperar luego de esa breve lista, esta comedia se mueve entre el humor absurdo y negro, y lo hace de manera magnífica. Bajo el formato de falso documental, lo que comienza de manera aparentemente inocente –criticar lo mejor y lo peor de la vida– lleva al conductor a situaciones que lo superan ampliamente.

La obsesión que tiene por cumplir con los pedidos de su audiencia no tiene ningún límite, y aunque establece un veto para no tener que hacer algunos pedidos especialmente complicados, el impacto que el programa tiene sobre su vida es totalmente negativo.

La actuación de Daly es lo único que hace posible que la serie funcione, ya que la actitud siempre positiva de Forrest contrasta notablemente con el tono cada vez más oscuro que toman las críticas –hasta las que parecen más inocuas, como “ser el alma de la fiesta”–, y el curso de la vida del personaje en general. A pesar del caos al que el programa dentro del programa lleva al protagonista, Daly mantiene la gracia, y la segunda temporada es inclusive mejor que la primera.

Durante los primeros meses del año se puso en duda si Review tendría o no una tercera temporada, debido a que los números no la acompañaban (durante su primera temporada, tuvo un promedio de más de 400 mil espectadores, que bajó a menos de 290 mil la segunda), lo que lo llevó a ser parte de varias listas de series aclamadas por la crítica pero “que nadie ve”. Los bajos ratings pusieron en jaque su continuidad, aunque finalmente se confirmó que Comedy Central y Daly habían llegado a un acuerdo y habrá una temporada final. Lo malo, para los fanáticos, es que será muy breve, ya que se rumorea que no superará los tres capítulos.