Renunció toda la línea sucesoria y no está claro quién asumirá

Bolivia quedó por estas horas al borde de un vacío de poder luego que toda la línea sucesoria presidencial renunciara y denunciara un “golpe de Estado”, lo que abrió una lluvia de rumores sobre quién asumirá el poder en las próximas horas.

“En caso de impedimento o ausencia definitiva de la presidenta o del presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la vicepresidenta o el vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la presidenta o el presidente del Senado, y a falta de ésta o éste por la presidente o el presidente de la Cámara de Diputados”, señala la Constitución.

En las últimas 24 horas renunció el presidente Evo Morales, su vicepresidente Álvaro García Línea, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y, antes que todos ellos, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

Todos son miembros del partido hasta ahora oficialista, Movimiento al Socialismo (MAS).

Pese a que la línea de sucesión formal termina en Borda, existe el antecedente de la crisis de 2005, cuando, tras la renuncia del entonces presidente Carlos Mesa -el mismo que el mes pasado disputó la Presidencia en las urnas-, asumió el presidente de la entonces Corte Suprema.

Comentarios