Renunció Evo Morales: “El golpe de estado se ha consumado”, dijo

El ahora ex presidente de Bolivia decidió dejar su cargo luego de las acusaciones de fraude en las elecciones y la presión de las fuerzas armadas. “Tengo la obligación de buscar la paz”, dijo.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció a su cargo luego de más de una semana de protestas y manifestaciones, tras las denuncias de un sector de la población por un presunto fraude electoral, y cuando las fuerzas armadas de ese país reclamaron su dimisión, lo que lo dejó sin apoyo para continuar al frente del gobierno del país del altiplano.

“El golpe de Estado se ha consumado”, expresó el ex presidente, y dijo: “Tengo la obligación de buscar la paz”, al anunciar que dejaba el gobierno para intentar frenar la escalada de violencia desatada por la derecha, donde remarcó que su renuncia es “para que Mesa y Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”.

Tras la renuncia Morales se refugió en la localidad de Chimoré junto al vicepresidente Álvaro García Linera.

Evo aseguró que su renuncia “no es ninguna traición” y convocó: “La lucha sigue. Somos pueblo”. “Dejamos una nueva Bolivia en proceso de desarrollo. Le digo a las juventudes: sean humanos con los más humildes”, añadió.

Más temprano los jefes de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Bolivia pidieron al mandatario que renuncie, en línea con el reclamo de los dirigentes opositores.

La renuncia de Morales siguió a la de varios ministros y senadores como Luis Alberto Sánchez, César Navarro, entre otros, del partido de Evo Morales anunciaron su renuncia, en tanto que una caravana marchó hacia Plaza Murillo para reclamar la dimisión del presidente y continúan los motines de policías.

Una vez conocida la noticia, las cadenas de televisión de Bolivia mostraron imágenes del avión presidencial despegando desde el aeropuerto de El Alto, y poco después se supo que el destino del mandatario fue la ciudad de Chimoré, en la Provincia de José Carrasco, en el Departamento de Cochabamba, su principal bastión electoral.

Morales había convocado ayer a nuevas elecciones, tras una auditoría de la OEA que detectó “irregularidades” en los comicios, pero su anuncio no conformó a líderes opositores que volvieron a exigir su renuncia en medio de tensiones crecientes y ataques a casas de funcionarios.

Comentarios