Reincorporan a policía que había sido cesanteado por trabajar borracho

Albarracín ingresó como oficial ayudante en la Policía en el 2010 por el decreto 2178 firmado por el gobernador Celso Jaque.

Emmanuel Díaz Albarracín fue reincorporado a la policía después de haber sido cesanteado por trabajar alcoholizado en 2017. Albarracín ingresó como oficial ayudante en la Policía en el 2010 por el decreto 2178 firmado por el gobernador Celso Jaque.

El segundo registro administrativo de Díaz Albarracín es del 2015 y refiere a una resolución de la Dirección de Capital Humano del Ministerio de Seguridad en la que el Servicio de Salud Mental informa que luego de realizar entrevistas psiquiátricas y psicológicas y de evaluar otros antecedentes se diagnostica que oficial presenta “trastorno adaptativo” y que por ello no estaba en condiciones para cumplir funciones policiales con portación de arma reglamentaria ni uniforme. En ese sentido afirma que “su ineptitud es definitiva para la portación de arma”.  Si bien el informe del tribunal médico lo consideraba apto para cumplir funciones policiales administrativas, la decisión de las autorides fue la de realizar el “corte preventivo de haberes”.

La situación Díaz Albarracín empeoró en el 2017 cuando el Ministerio de Seguridad decidió cesantearlo luego de avalar una investigación sumaria donde se lo imputaba de haber “transgredido dolosamente los principios y procedimiento básicos inherentes a su cargo o función”.

Pero según el decreto 1207 del Ministerio de Seguridad publicado ayer en el Boletín Oficial, tras hacer lugar al planteo de nulidad presentado por Díaz Albarracín, las autoridades resolvieron reincorporarlo en su cargo y además declarar la nulidad todo lo actuado en el momento de la declaración indagatoria hasta las sanciones subsiguientes que motivaron su cesantía.

Comentarios