Quedó varada por el cierre del Paso, le robaron y pide ayuda para seguir

Ingrid estaba de paso por Mendoza. Le robaron y quedó sin recursos para poder mantenerse. Es una de las cientos de historias que se repiten por el cierre del Paso.

Ingrid tiene 48 años y es titiritera. Llegó a Mendoza de paso desde Catamarca, donde participó de un espectáculo, solo para volver a su país. Pero el cierre del paso Cristo Redentor la obligó a quedarse y desde entonces la está pasando muy mal.

La mujer se acercó al Consulado Chileno y a la Policía para denunciar que le robaron todo el dinero que llevaba, por lo que no tiene para comer, ni para el pasaje de regreso. “Una empresa de transporte me regaló el pasaje hasta acá por unas gestiones que hice y los muchachos de Catamarca me pagaron el bus desde Mendoza hasta allá, ida y vuelta. Yo tenía unos 10 mil chilenos y algo de plata argentina, que fue la que me robaron el martes. Estoy sin nada”, contó.

Le permitieron quedarse en un hostal de Ciudad y apela a la solidaridad de algún colega de la provincia para que la ayude a hacer funciones en la calle y así “conseguir algo de plata para el boleto del micro. Soy optimista y creo que para el fin de semana algo recaudaré”.

Entre lágrimas y sollozos, la artista explicó que se quedó “sin medicamentos porque a esta hora ya esperaba estar en Santiago, donde tenía dos funciones planeadas”.

“Dormí con ropa, sentada en el respaldo de la cama y con el bolso donde tengo los documentos abrazado”, relató con angustia la mujer, que viajó sola con su maleta de títeres a cuestas, su ropa y un bolso que no se saca “ni para dormir porque ahí llevo los documentos”.

El deseo de la artista callejera es, en mayor o menor medida, el de todos los trasandinos que llegaron al país para pasar un fin de semana de placer, pero que se complicó a causa de las inclemencias del tiempo en alta montaña: volver a casa.

El Consulado Chileno fue el lugar de auxilio que encontraron los turistas trasandinos varados en Mendoza a causa del cierre del túnel Cristo Redentor. Decenas de personas desfilan en el edificio de calle Belgrano de Ciudad para pedir ayuda a los problemas que les trajo el hecho de tener que quedarse en la provincia durante martes, miércoles y probablemente algunas horas del jueves.

La falta de dinero, hospedaje, medicamentos, la complicación con los pasajes, problemas laborales o familiares son algunos de los temas que tratan de solucionar desde la administración, que se vio abarrotada por las consultas de los chilenos.

“Estoy anhelando irme de acá y llegar a La Serena, donde está mi marido, mi familia. Ya no sé qué hacer acá”, contó Ingrid a la salida del edificio ubicado en calle Belgrano al 1080, donde decenas de personas desfilaron desde el martes para buscar solución a problemas como la falta de alojamiento, dinero, medicamentos o pasajes.

Mientras tanto, el túnel sigue cerrado, aunque hay una esperanza de que hoy sea habilitado.

Comentarios