Corea del Norte denunció ayer los ejercicios militares que Corea del Sur y Estados Unidos llevan a cabo son un ensayo para atacar a Pyongyang y amenazó con lanzar “ataques ultra precisos” si se intenta vulnerar su “soberanía”.

Si los aliados tratan de quebrantar dicha soberanía “los ataques ultra precisos” de las tropas norcoreanas “se realizarán sin piedad en tierra, aire, y mar”, advirtió un comunicado publicado por la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.

La nota instó a Seúl y Washington, que por estos días llevan a cabo sus maniobras anuales Foal eagle y Key resolve, que los “portaaviones de propulsión nuclear y el resto de activos estratégicos de los imperialistas estadounidenses están al alcance de los ataques ultra precisos del Ejército Popular de Corea”. Corea del N. denuncia periódicamente la naturaleza no defensiva de estas maniobras, ya lanzó el pasado 6 de marzo, a modo de primera réplica tras el inicio de Foal eagle, cuatro misiles balísticos de medio alcance que cayeron en aguas japonesas.