El presidente Mauricio Macri prorrogó por un año la Emergencia de Seguridad Pública y ratificó que uno de los "objetivos centrales" del Gobierno es la lucha contra el narcotráfico en el país.

La extensión del plazo de la emergencia, que había sido declarada el 21 de enero del año pasado al mes y medio del comienzo de la gestión macrista, fue dispuesta mediante el decreto 50 publicado hoy en el Boletín Oficial.

La norma lleva las firmas del Presidente y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, menciona varias medidas adoptadas para combatir la inseguridad y argumenta que "los esfuerzos realizados y los éxitos obtenidos hacen imprescindible prorrogar la vigencia de la declaración de la emergencia de seguridad pública".

La decisión se adopta cuando la inseguridad sigue siendo una de las principales preocupaciones sociales y cuando desde el Poder Ejecutivo se alienta el debate sobre la baja de la edad de imputabilidad y endurecer los controles migratorios para impedir el ingreso de extranjeros con antecedentes penales.

La emergencia en seguridad implica, entre otros puntos, la radarización de la frontera norte; y el levantamiento del "secreto militar" que fuera oportunamente declarado respecto de las "Reglas de Empeñamiento para la Defensa Aeroespacial".
También la actualización de las bases informáticas de las víctimas del delito de trata de personas y de los menores de edad con el debido resguardo de confidencialidad.

Y la utilización de la fuerza "como último recurso" en el caso de incursiones aéreas amenazantes.

DyN