El pronóstico para lo que resta de la semana anuncia que las temperaturas mínimas y máximas se mantendrán estables y que las condiciones en la cordillera presentarán mejoramientos temporarios.

Para este viernes la situación climatológica se presentará inestable durante la mañana y tenderá a mejorar en horas de la tarde con el ingreso de un sistema frontal. Las temperaturas estarán en los 18 grados de máxima, mientras que la mínima será de 10 grados.

Para el sábado, el cielo se mantendrá entre nublado y parcialmente nublado y la temperatura volverá a ascender producto de una circulación de vientos del sector norte. Las máximas se rondarán los 20º y la mínima estará cerca de los 9º.

El domingo habrá que volver a sacar los paraguas porque las condiciones cambiarán nuevamente y los especialistas pronostican la posibilidad de algunas lluvias. Aunque la temperatura máxima se mantendrá cerca de los 20º.

La situación de inestabilidad con nevadas en cordillera tenderá a mejorar aunque los cielos se presentarán parcialmente nublados durante el fin de semana.