El proyecto comenzó el año pasado en 13 escuelas y este año se suman 6 instituciones del Valle de Uco y del sur provincial.

El programa Aprendiendo Ahorrar es un proyecto que está articulado con el Banco Central, el Ministerio de Educación y Deporte de la Nación, la Dirección General de Escuelas y el Banco Nación, quien es el que abre las cuentas de las cajas de ahorro.

La prueba piloto de este proyecto comenzó el año pasado a través la selección de 13 escuelas secundarias y en donde se trabajó con alumnos de primero a cuarto año. El primer paso fue una encuesta para determinar el conocimiento que los alumnos tenían sobre el sistema de ahorro. Luego, se realizaron talleres con los jóvenes para explicar y brindar la información necesaria que les permitiera conocer el proyecto. Posteriormente, se realizaron reuniones informativas con los padres y se posibilitó la apertura de cuentas para menores en UVIs (Unidad de Viviendas).

Para este año se incorporarán seis escuelas secundarias de Valle de Uco y zona Sur. En total se aplicará en 19 instituciones en las cuales también se otorgarán cuentas de ahorros gratuitas que se ofrecen para la educación e inclusión de los jóvenes.

En este sentido, el jefe de Educación Financiera del Banco Central de la República Argentina, Mariano Iglesias, explicó que “este programa está pensado desde la educación e inclusión financiera para jóvenes secundarios. Lo que hacemos es brindarle talleres para que aprendan el manejo de sus ahorros y cómo pueden administrar en el tiempo el dinero para poder cumplir con sus sueños, con sus proyectos, por ejemplo, sus estudios a futuro”.

“A través del Banco Nación los jóvenes menores de edad pueden abrir una cuenta bancaria para que el proyecto puedan aprender con la misma práctica. Tenemos dos cuentas, una, UVIs, Unidad de Vivienda, que es una cuenta en caja de ahorro que se actualiza a través del costo de la construcción. Es una cuenta pensada para el futuro que el  joven después de los 18 años la puede utilizar”, detalló Iglesias.

Iglesias agregó “otra nueva cuenta que también pueden utilizar los jóvenes es la que llamamos cuenta de ahorro para menores autorizados. Es una cuenta bancaria donde el joven la abre con sus padres o tutores y les sirve para realizar las transacciones cotidianas de los gastos corrientes. La caja de ahorro se hace en pesos y los jóvenes aprenden el manejo de la tarjeta de débito o del home banking como lo hacemos los adultos”.

Fuente: Gobierno de Mendoza