Productores de ajo: “Ocupamos tres veces más gente que la vitivinicultura”

Este sector productivo de Mendoza asegura que están atravesando una nueva crisis. Asocamen podría ratificar un paro y una marcha a Casa de Gobierno para el 4 de febrero.

Lejos de vivir un auge exportador como consecuencia de contar un dólar más competitivo, los productores de ajo mendocinos aseguran atravesar una nueva crisis que pone en riesgo a una de las actividades productivas y exportadoras más importante de la provincia. Es que según datos oficiales Argentina es en la actualidad el tercer exportador mundial de ajos (puesto del que podría ser desplazado por España) y en ese contexto Mendoza concentra más del 90% de la superficie cultivada del país. A su vez la actividad genera a nivel regional más de 1.200.000 empleos temporales y unos 5.000 puestos permanentes al año y una facturación que el año pasado alcanzó los 125 millones de dólares.

Ente otros datos preocupantes los productores afirman que luego de haber llegado a un pico en 2012 de casi 16.000 hectáreas cultivadas, esa cifra hoy se ubica en poco menos de 11.000. También está latente la amenaza del bajo precio con el que ingresa el ajo chino a Brasil (que es el principal destino de las exportaciones argentinas). En síntesis un combo que podría hacer perder a los productores y a la provincias millones de dólares en concepto de exportaciones.

Consultado por Diario Vox, José Spitalieri,  vicepresidente de la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de la Provincia de Mendoza (Asocamen) confirmó que la situación del sector es más que preocupante porque a pesar de que la devaluación pareció favorecer a los sectores exportadores lo cierto es que a la par de la moneda norteamericana también subieron todos los costos de producción.

Las declaraciones de Spitalieri se dan justo un día antes de que la mesa conducción de Asocamen revele en una conferencia de prensa cuál es la realidad que atraviesa el sector y donde, seguramente, ratifiquen su decisión de ir a un paro el próximo 4 de febrero y de marchar a Casa de Gobierno para solicitar una audiencia con el gobernador Alfredo Cornejo aseguran que nunca los atendió sino a través de sus emisarios.

Entre los reclamos le pedirán al gobernador que intervenga ante los organismos de control como SENASA y la Aduana, para que estos mejoren los controles y sancionen duramente algunas situaciones desleales como la de empresas brasileras que sacan del país bolsas declaradas como ajo industria cuando en realidad se trata de ajo de primera que tiene un valor y tributos muchos más caros. Lo que a su vez esto impacta en una pérdida de mano de obra local ya que el ajo sale del país sin pelar ni clasificar y esa mano de obra se va a Brasil.  También le pedirán al gobierno que el ajo tenga las mismas condiciones impositivas que la soja, esto quiere decir, que se les cobre impuesto por el valor del producto primario sin incluir los casi 9 dólares de costo de producción que incluye embalajes, cajas, flete y logística, entre otros.

En cuanto a la pérdida de competitividad en el sector Spitalieri afirmó que “el año pasado nos daban 1.20 dólar por caja y este año nos lo quitaron y no pusieron el 12% de impuestos. Si uno vende a 20 dólares la caja, el gobierno de ahí nos saca entre 2.5 y 2.8 dólares lo que hace que nos empecemos a quedar fuera del mercado. Lo que decimos y parece que no se entiende es que si que si se muere esta actividad queda mucha gente sin trabajo y nosotros ocupamos tres veces más que la vitivinicultura”.

Comentarios