Prisión perpetua para la pareja acusada de asesinar a Giuliano Ibáñez

La madre de la víctima, Yamila Ibáñez Benavidez y el padrastro, Maximiliano Ortiz Rosales, recibieron la pena máxima después de una decisión unánime de un tribunal popular.

Un jurado popular, en un fallo unánime, condenó a prisión perpetua a Maximiliano Ortiz Rosales, de 27 años y Yamila Ibáñez Benavidez (26) por el asesinato de Giuliano Ibáñez (2), ocurrido en noviembre del 2017 en una vivienda de Luján.

El padrastro y la madre del menor estaban imputados por homicidio agravado por el vínculo y por alevosía.

Durante el juicio Ibáñez Benavidez acusó a Ortiz Rosales que haber sido quien le propició un violento golpe que le quebró la vértebra, le dañó el sistema nervioso central y por ende le causó la muerte a Giuliano.

Mientras que su pareja acusó a la mujer de haber agredido a su hijo.

Días atrás, Marcela Godoy, la médica del Cuerpo Médico Forense que participó como perito, aseguró no saber si al niño lo patearon, pero que no tenía dudas que la criatura recibió un golpe desde atrás que le fracturó la columna.

La necropsia determinó que Giuliano murió por un “shock mixto”, una mezcla de un shock hipovolémico que implica una gran pérdida de sangre y un shock neurogénico, que se produce por un dolor extremo.

Además los forenses detectaron 11 moretones producidos en los últimos 20 días de vida. Lo que demuestra que fue víctima de maltrato durante mucho tiempo.

El fiscal de Homicidios Fernando Guzzo, había solicitado al jurado popular prisión perpetua para la pareja.

Los abogados de Ibáñez Benavidez solicitaron la inocencia de su acusada mientras que los defensores de Ortiz Rosales hicieron lo propio con su defendido.

Giuliano fue brutalmente golpeado el 27 de noviembre de 2017, su madre lo llevó al Notti, donde falleció.

Comentarios