Primero crecer, luego pagar: la fórmula de Alberto Fernández con el FMI

En la conferencia anual de la Unión Industrial, el mandatario electo advirtió que no habrá quitas ni default, pero Argentina pagará cuando “haya crecido, exportado y generado dólares”.

Los vencimientos de deuda pública que deberá afrontar el país en 2020 (en dólares y en pesos) ascienden al orden de los USD 52.000 millones. Dicha cifra resulta imposible de saldar sobre todo para una economía argentina, que ya no tiene acceso al crédito externo y que tiene un Banco Central casi sin reservas.

Es en este sentido, que en ocasión de la conferencia industrial de la UIA, el presidente electo, Alberto Fernández, aseguró que su intención cuando asuma no es “dejar de pagar ni hacerle quitas a nadie”, aunque consideró que el país comenzará a saldar deudas cuando “haya crecido, exportado y generado dólares” para hacerlo.

En su discurso, Fernández hizo referencia al mundo financiero y dijo que “los bancos dejaron de ser bancos, los obligaron a ser otra cosa”.

Al respecto, expresó su deseo para que “bancos y banqueros trabajen de tal, que tomen ahorro público y presten a tasas razonables, porque hay que revivir el consumo también”. El futuro mandatario aprovechó la conferencia industrial para volver a hablar de la deuda y las diversas posibilidades que se manejan en el mercado en cuanto a quitas y extensiones de plazo.

“Sé que esta deuda la tomó un gobierno democrático y el resto del mundo no tiene la culpa de lo que elegimos los argentinos”, expresó el futuro mandatario ante un nutrido auditorio de industriales y dirigentes del sector financiero y de servicios.

No obstante, Fernández prometió que “esta vez, esa deuda no la van a pagar otra vez los que menos tienen, ni los que producen, ni los que dan empleo”.

“No vamos a dejar que las obligaciones externas, que son muchas y que han sido acordadas de un modo delirante porque pidieron mucha plata a pagar muy rápidamente, se lleve puesta a la industria y al trabajo, y que genere más pobreza y desocupación”, remarcó.

En esa línea, subrayó: “Vamos a pagar el día que hayamos crecido más, producido más, y hayamos conseguido los dólares para pagar nuestras deudas”.

Durante esta semana, Fernández realizó declaraciones periodísticas en las que reveló que no pedirá al Fondo Monetario Internacional que continúe con los desembolsos del préstamo stand by, ya que restan alrededor de 11 mil millones de dólares.

Comentarios