Preocupante: las ventas minoristas en Mendoza acumulan tres años en rojo

Según datos de la FEM, durante ese periodo sólo se registraron cifras positivas en los meses de noviembre y diciembre de 2017 con alzas leves del 0,04% y 0,20%, respectivamente.

Los economistas afirman que las “expectativas” son un indicador fundamental para pronosticar el rumbo que tendrá la economía de un país. Aunque, claro está, esas expectativas en algún momento deben tener un correlato con la realidad.

En ese sentido las expectativas económicas de hace tres años de la Federación Económica de Mendoza (FEM) parecen haberse diluido frente a los preocupantes resultados que muestran los indicadores de actividad respecto a las ventas minoristas de comercios de Mendoza que en los últimos 36 meses sólo muestran cifras negativas a excepción de los meses de noviembre y diciembre de 2017 donde hubo alzas menores del 0.04% y del 0.20%, respectivamente.

Al analizar los datos anuales del sector se desprende que el último índice positivo de actividad se produjo en 2015 y con un aumento promedio de 1.38% respecto al año anterior. A partir de allí solo hubo resultados negativos y el más fuerte fue en 2016 con una caída en la actividad de -7.94  y con picos de -10.7 de -11 entre mayo y junio de ese año. Si bien al año siguiente la actividad repuntó, el sector no alcanzó a recuperarse y cerró 2017 con una baja en las ventas de -2.05 puntos. Finalmente la situación volvió a desmejorar el año pasado con ventas que marcaron con una caída de -5 puntos.

Ante ese panorama desde la FEM sostienen que el sector está hace tres años técnicamente en recesión y que el impacto no solo se refleja en las estadísticas sino que es una realidad que se nota a diario con el cierre de comercios y en la disminución del empleo, el cual se produce de forma silenciosa principalmente en los comercios más chicos.

Al respecto Adolfo Trípodi, vicepresidente de la FEM, dijo que el combó recesivo no hace más que disminuir el nivel de actividad del comercio, que a su entender, es principal motor de la economía. Una economía que hoy apenas se sostiene a base de un alto nivel de endeudamiento externo y que nunca fue fortalecida con las inversiones prometidas por el gobierno. En ese sentido Trípodi dijo que la gente no toma dimensión del nivel al que ha llegado el endeudamiento sobre todo cuando se partió desde un 2016 con un nivel de deuda cero. “Esto es algo que puedo afirmar porque antes de ese año nadie nos prestaba dinero y porque eso fue lo que me dijo personalmente el ex ministro Prat Gay en una asamblea del BID que compartimos en Bahamas” aseguró.

Además afirmó que casi no se ha avanzado con ninguno de los reclamos que manifestó el sector y que apenas se pudo lograr una reducción en el costo de las comisiones que las tarjetas de crédito le cobran a los comercios, aunque advirtió que las mismas siguen estando entre las más altas de la región. En ese marco vale recordar algunos intentos fallidos del gobierno por impulsar el consumo y que no terminaron en nada como el programa “precios transparentes” que solo trajo malestar entre comerciantes y consumidores o el cambio en las condiciones financieras de los programas Ahora12, 6 y 3 que hoy incluyen un interés que varía entre un 16 y 24%. A nivel local podría mencionarse la iniciativa de imponer el horario corrido en el centro el cual trajo más discusiones que ventas.

Tampoco la FEM logró avanzar con reclamos históricos como el de impulsar un protocolo que regule la venta ilegal o medidas que reduzcan la brecha que existe entre lo que recibe un productor y el precio que se paga por un producto en góndola lo que se conoce como Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD).

Al momento de hacer un balance de los tres años de gestión macrista, el dirigente empresarial sentenció: “Ha sido un gobierno de mucho ruido y pocas nueces que ahora buscar generar otros focos de información para que no se hable de lo económico como ocurre con el tema de la extinción de dominio. La verdad que teníamos esperanzas, porque como empresario uno siempre mira al futuro con esperanza, pero hoy esas expectativas son absolutamente negativas”.

Comentarios