Prejuicios a la hora de contratar personas con discapacidad

Tienen las ganas, tienen los conocimientos, pero muchas veces son discriminados por su condición.

Las personas con discapacidad enfrentan una dura tarea cuando comienzan una búsqueda laboral.

Es que el desconocimiento, el miedo y los prejuicios reinan a la hora de elegirlos para cubrir puestos tanto en el sector privado como el estatal.

“Soy técnico en ONG, estoy haciendo un curso de diseño web y hace tres años que busco trabajo. He repartido curriculums por todos lados y nada, nunca me llaman”, relató Juan Pascualetto quien convive con una dificultad motriz que lo ata a una silla de ruedas. 

Otra es la experiencia de Rubén Vallejo, quien se cansó de esperar a que lo contrataran, decidió formar su propio emprendimiento y presentó el proyecto en una convocatoria de la Fundación Impulsar junto a la Fundación Par. “Harto de buscar trabajo presenté un proyecto, con la plata que recibí del crédito pude montarla y hace 6 años que tengo mi propia cerrajería en Carrodilla”, contó Vallejo a quien le amputaron el miembro inferior derecho.

Últimamente se está tratando de imponer en las empresas el concepto de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), que incluye, entre otras cosas, el emplear personas con discapacidad. Esta es una de las tareas del Club de Empresas Comprometidas fundada en el 2008 en Mendoza.

“Desde el Club para concientizar a las diferentes firmas de que no se trata de asistencialismo, sino de contratar personas que tengan alguna discapacidad pero cumplen con el perfil del puesto. Hay que derribar muchas barreras porque hay mucho desconocimiento, pero por otro lado, ya ha habido empresas que han tenido excelentes resultados y tratamos de contagiar eso”, explicó María Amelia Schilari, miembro del Club representante de YPF.  

En el gobierno cuentan con el Servicio de Protección de Derechos que trabaja en este sentido. “Nos enfocamos en la persona con discapacidad y su proyecto ocupacional, pero es sumamente necesario generar un cambio cultural”, puntualizó el psicólogo Gustavo Tomba.

Comentarios