Por un paro, habría faltante de garrafas

Pese a que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, ratificó el mes pasado que no iba a peligrar la comercialización de combustibles luego del conflicto petrolero desatado en Santa Cruz, la realidad indica lo contrario.

Pese a que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, ratificó el mes pasado que no iba a peligrar la comercialización de combustibles luego del conflicto petrolero desatado en Santa Cruz, la realidad indica lo contrario.

Es que en Mendoza y el resto del país los trabajadores del petróleo y gas envasado están realizando desde el viernes un paro total de actividades por tiempo indeterminado, en reclamo por un aumento salarial superior al 30%. Las empresas ofrecen un 20%, y la situación se complica aún más.

Las plantas de Repsol YPF y Total Gas de Luján de Cuyo no están trabajando de manera normal desde el viernes, por lo que la actividad está detenida dentro y fuera de las plantas.

Los camiones no pueden cargar los tubos para distribuir en nuestra provincia y tampoco pueden descargar el combustible que llega proveniente de Neuquén y Río Negro. Dentro de las plantas tampoco se están envasando garrafas.

Debido a esta medida de fuerza, ya hay sectores de Mendoza en los que se siente la falta de las garrafas de 10 y 15 kilos, que son las que más comercialización tienen.

El Gobierno nacional puso en marcha el mes pasado el programa "Garrafas para todos", que se implementó en Las Heras y Luján, pero ni siquiera este plan parece que traiga soluciones si continúa el conflicto, ya que los camiones de este programa solo estaban cargados con 150 envases cada uno.

Comentarios