Por qué el cambio en Bienes Personales es un “impuestazo”

Para el año que viene, prevé cambios que impactarán fuerte en el bolsillo de la clase media.

Los diputados nacionales transformaron en ley los cambios al impuesto a los Bienes Personales, conocido como “impuesto a la riqueza”. Para el año que viene, prevé cambios que impactarán fuerte en el bolsillo de la clase media. Aunque el impuesto tendrá una base imponible más alta, mucha más gente pagará Bienes Personales.

La ley aumenta progresivamente la alícuota del impuesto, organiza un revalúo de propiedades, y exceptúa a los inmuebles rurales hasta 18 millones de pesos y viviendas familiares ocupadas por sus dueños. Esto, fue un acuerdo con el peronismo.

Para entender la magnitud del impuestazo basta ver el presupuesto nacional del 2019: la recaudación por este impuesto pasará de poco más de 15.000 millones de pesos este año, a más de 26.000 millones el año que viene.

Otras claves:

- La alícuota pasa del 0,25 % “plano” a una de aumento progresivo. Los patrimonios de más de 5 millones de pesos pagarán un 0,5 % sobre el excedente de la base imponible de dos millones de pesos, y los de más de 20 millones de patrimonio, pagarán el 0,75 %.

- La ley incluye una comisión de revalúo de inmuebles. Muchos que hoy no pagan, empezarán a pagar.

- Los inmuebles rurales y viviendas familiares que estén ocupadas por sus dueños (hasta 18 millones de pesos) no pagarán.

- Todos los que tengan patrimonio superior a 2 millones de pesos, pagarán Bienes Personales.

Comentarios