Las altas temperaturas del fin de semana anticiparon la temporada de verano y miles de personas se movilizaron hacia los principales espejos de agua de la provincia.

Con la llegada de los primeros días de calor miles de personas se movilizaron hacia a los principales espejos de agua para disfrutar de actividades al aire libre y amortiguar el impacto de las altas temperaturas. Los sitios más elegidos fueron el dique Potrerillos, El Carrizal y Luján Playa que reabrió hace unos días y que solo el domingo recibió a más de 3500 personas.

Según datos de la jefatura de Náutica, dependiente de la Secretaría de Recursos Naturales, durante el último fin de semana más de quince mil personas colmaron los tres espejos de agua más importantes al tiempo que ingresaron unas mil embarcaciones entre kayaks y embarcaciones a motor. Solamente en el embalse El Carrizal ingresaron unas seis mil personas y más de trescientas cuarenta embarcaciones, en tanto que en Potrerillos las cifras fueron similares.

Un dato positivo es que no se registraron accidentes náuticos ni hubo que lamentar víctimas fatales como sí ocurrió en el departamento de Lavalle, donde un joven perdió la vida este fin de semana tras ahogarse en una laguna. Por este tipo de situaciones, las autoridades recuerdan constantemente que no se debe nadar en canales de riego, en lugares que no estén habilitados o que no cuenten con la infraestructura necesaria para garantizar su seguridad.

En este sentido, Luján Playa ha demostrado ser un buen ejemplo de gestión que en poco más de un año se ha posicionado como uno de los lugares favoritos a la hora de encontrar un reparo a las altas temperaturas y que este año reabrió con algunos cambios en materia de servicios y mejoras en la infraestructura del lugar.

Con respecto a las novedades, desde la comuna señalaron que se amplió la cantidad de personal asignado a brindar seguridad, que incluye a bañeros y personal de bomberos, con el objetivo de hacer cumplir algunas normas básicas de seguridad y convivencia como encender fuego solo en espacios determinados para tal fin, impedir el ingreso al brazo principal del río y controlar que no se consuma alcohol en el predio.

Según Sebastián Bragagnolo, secretario de Gobierno de Luján, hacer hincapié en la seguridad les ha permitido lograr buenos resultados como evitar víctimas fatales en el río Mendoza y que de los diez rescates todos fueran a personas que habían ingresado al brazo principal del río aguas arriba. Además existe un protocolo de actuación para realizar la evacuación de las personas ante la posibilidad de crecidas o tormentas eléctricas.

En cuanto a las mejoras de infraestructura, el funcionario dijo que se renovó toda la arena de la playa, incorporaron nuevas sombrillas fijas (lo que mejora la seguridad del lugar ante la ocurrencia de viento), se reforzó la recolección de residuos, incorporaron más baños químicos y se mejoró el ingreso y egreso de aguas a las piletas a través de la construcción de gaviones.

Bragagnolo adelantó que están trabajando para inaugurar el próximo año el proyecto Playa Carrizal que tendrá características similares al de Luján.